By visiting KLM.com you accept the use of cookies. Read more about cookies.

Famosa y venerada: la Fontana di Trevi

En 1730, el Papa Clemente XII organizó un concurso para diseñar una fuente, no había reglas o requisitos para participar. El ganador fue Nicola Salvi con su enorme y bello diseño de una fuente con el dios del océano, Neptuno. La construcción comenzó en 1732, pero, desafortunadamente, Salvi nunca vio terminada su obra, la mundialmente conocida Fontana di Trevi se terminó en 1762, 11 años después de su muerte.

Trevi significa “tres vías”, la ubicación de la fuente se encuentra donde antiguamente coincidía la intersección de tres caminos. Esta es, con diferencia, la mayor y la más famosa de todas las fuentes de Roma, la Fontana di Trevi mide 20 metros de ancho y 26 de alto. Muestra a Neptuno en un carruaje tirado por 2 caballos y 2 tritones, uno mayor y otro joven. Si se observa más detenidamente, puede verse que uno de los caballos está tranquilo, mientras que el otro está encabritado, símbolo del carácter cambiante del océano.

El agua clara de la Fontana di Trevi

El agua perfecta para el té

El agua de la Fontana di Trevi proviene del acueducto Acqua Vergine, de acuerdo con los expertos de la época, esta era la mejor agua y con mejor sabor de toda Roma. Cada día, se llenaban grandes barriles con el agua de la fuente para llevarlos al Vaticano. Al parecer, el agua era tan deliciosa que los ingleses de Roma la usaban para hacer té. En 1961, sin embargo, el agua se declaró como no potable. En la actualidad, el agua de la Fontana di Trevi se filtra a través de bombas y es igual de limpia que el agua de su hotel. Si se toma directamente de la boca, no del fondo, el agua es perfecta para el consumo, si se atreve, claro.

Un espectáculo con Neptuno, dios del mar

Cómo casarse con un romano

La Fontana di Trevi es el lugar al que venir y tirar monedas al agua para atraer a la buena suerte. Cuenta la leyenda que quien tira una moneda por encima de su hombro a la fuente, volverá a Roma algún día. Dos monedas propiciarán un encuentro con el amor de su vida, y tres monedas le garantizan el matrimonio con un local. Las monedas nunca permanecen en el agua más de 7 días, la ciudad las retira cada semana y dona el dinero a obras de caridad. La Fontana di Trevi ha sido el escenario de muchas películas, pero su aparición más famosa tiene lugar en "La Dolce Vita". En este clásico del cine, la sensual Anita Ekberg se da un baño en la fuente.

Imagen de personas tirando monedas

Créditos de fotos

Más sobre Roma

Volver arriba
  • www.airfrance.com
  • www.skyteam.com