Al visitar KLM.com, usted acepta la utilización de cookies. Siga leyendo sobre las cookies.

La puerta secreta en la Casa de Ana Frank

El diario de Ana Frank es sin duda el diario más famoso del mundo. En lo que hoy es la Casa de Ana Frank, Ana, oculta en el Anexo Secreto, escribió sobre sus miedos, enojos y sueños futuros. Visitar esta casa, en Prinsengracht 263, supone revivir la historia y poner cara al holocausto.

Es difícil imaginar que Ana, de 13 años, viviese en unas cuantas pequeñas habitaciones de Prinsengracht, sin poder salir a la calle. Junto con su padre, Otto, su madre, Edith, su hermana, Margo, y las familias Van Pels y Fritz Pfeffer, Ana pasó oculta dos años durante la Segunda Guerra Mundial. Compartía su habitación con Fritz Pfeffer, el hombre que a menudo la molestaba. Pfeffer hacía sonidos extraños mientras dormía y Ana solamente podía usar su pequeño escritorio cuando él se echaba la siesta por la tarde.

Una vista aérea de la Casa de Ana Frank

Países Bajos

Amsterdam

El Anexo secreto

El Anexo secreto fue restaurado a su estado original y prácticamente no se modificó nada: el dormitorio sigue estando decorado con imágenes de estrellas del cine, bailarines y dibujos en la ventana delantera, donde Ana intentaba ver a escondidas el mundo exterior. La mayoría de los visitantes se asombran por el tamaño de las habitaciones en el Anexo Secreto: Parece increíble que 8 personas pudieran vivir 2 años escondidas en estos 75 metros cuadrados.

Cuando Ana miraba al exterior por la ventana, lo hacía tras un gran castaño blanco. A menudo escribía sobre este árbol en su diario y describía cómo cambiaba con el paso de las estaciones. Desgraciadamente, el árbol ha desaparecido, pero sus esquejes se han repartido por todo el mundo de modo que el árbol siga creciendo y floreciendo. El reloj de la iglesia Westerkerk aún se puede ver desde el Anexo Secreto. Cuando tañen las campanas de la iglesia, puede visualizar el diario un poco más, porque a Ana le encantaba el sonido de las campanas y a menudo mencionaba la iglesia en su diario. La versión original está representada en la Casa de Ana Frank.

“Es difícil imaginar que 8 personas pudiesen esconderse durante 2 años en este pequeño espacio”

La torre de la iglesia de la Westertoren, Ámsterdam
El diario de Ana Frank

El diario

El diario comienza el 12 de junio de 1942, cuando le regalan a Ana el diario al cumplir 13 años. La última vez que escribió fue el 1 de agosto de 1944. 3 días después, el 4 de agosto, la vida en el Anexo secreto se vio brutalmente interrumpida. Las ocho personas ocultas fueron traicionadas y fueron detenidas y deportadas. Únicamente Otto Frank sobrevivió a la guerra. Cuando recuperó el diario de su hija tras la guerra, decidió publicarlo. El diario fue traducido a más de 70 idiomas, lo que lo hace el libro holandés más traducido en la historia de la literatura. Hasta ahora, se han vendido más de 30 millones de ejemplares.

Créditos de fotos

Más sobre Amsterdam

Volver arriba
  • www.airfrance.com
  • www.skyteam.com