By visiting KLM.com you accept the use of cookies. Read more about cookies.

Las catacumbas de Roma

Si pensamos en la romántica Roma, no pensamos en primer lugar en los misteriosos pasillos y las antiguas criptas. A las afueras de la ciudad se encuentran las catacumbas de Roma, una red de cementerios subterráneos construidos en el segundo siglo a.C. Las más impresionantes son las catacumbas de San Calixto, donde se enterraron 16 Papas y cerca de 30 mártires.

Las catacumbas de San Calixto deben su nombre al diácono Calixto, que fue nombrado el supervisor del cementerio por el Papa Ceferino en el siglo III. Estas catacumbas se convirtieron en el cementerio oficial de la Iglesia de Roma. La cristiandad seguía siendo una religión poco profesada en aquella época y mientras los romanos incineraban a sus difuntos, los cristianos preferían enterrarlos. La religión romana prohibió el enterramiento dentro de los límites de la ciudad, por lo que las catacumbas se convirtieron en el lugar elegido.

Las catacumbas de Roma

Italia

Roma

El pequeño Vaticano

Hay un aire de misterio en los pasillos. Las catacumbas tienen 4 plantas y algunas de 20 metros bajo el nivel del suelo. La zona más importante es la zona de los Papas, también conocida como “el pequeño Vaticano”. Las criptas de los Papas de San Calixto se consideran las más bellas de las catacumbas y aún se pueden distinguir las inscripciones originales en las paredes.

La cripta de Santa Cecilia es también de suma importancia. Santa Cecilia, patrona de la música, lleva enterrada aquí 5 siglos. Murió como mártir en torno al año 230 y su cuerpo estuvo desaparecido durante mucho tiempo. Su tumba se redescubrió con las catacumbas de San Calixto en el año 820. El Papa Pascual I ordenó volver a erigir una iglesia donde ella falleció y se trasladó su cuerpo aquí. La basílica de Santa Cecilia se puede seguir admirando en el agradable barrio del Trastévere.

Las catacumbas de Santa Cecilia

Simbolismo subterráneo

Los pasillos y las salas de las catacumbas están profusamente decoradas con símbolos cristianos. Como los cristianos no podían practicar su fe de forma abierta en aquella época, pintaban y tallaban símbolos que expresasen sus creencias. Las más conocidas son el monograma de Cristo, los peces y el Buen Pastor. El monograma consiste en los caracteres griegos X y P, las primeras dos letras de la palabra Cristo en griego. Si están talladas en una tumba, significa que un cristiano está enterrado aquí.

Créditos de fotos

Más sobre Roma

Volver arriba
  • www.airfrance.com
  • www.skyteam.com