Al visitar KLM.com, usted acepta la utilización de cookies. Siga leyendo sobre las cookies.

Puente colgante de Capilano

El Puente colgante de Capilano se encuentra a 70 metros por encima del río Capilano. El puente colgante, de 137 metros de largo, acoge a cientos de miles de visitantes al año, y es uno de los principales atractivos de Vancouver. Debido a su altura, si padece de vértigo, puede que prefiera dejar escapar la oportunidad de pasear por este estrecho puente.

En 1888, el ingeniero escocés George Grant Mackay adquirió 6.000 acres de terreno a ambos lados del río Capilano. Para conectar las dos partes, construyó un puente colgante con cuerda de cáñamo y tablones de madera. Los materiales se transportaron al otro lado con caballos que cruzaban el río. Después de su muerte en 1903, las cuerdas fueron sustituidas por cables de acero. En 1956, el puente fue totalmente restaurado en 5 días por Rae Mitchell, que era el propietario en aquella época. Debido a su entusiasta promoción del puente restaurado, se convirtió rápidamente en una atracción turística.

Suspensión a grandes alturas

Canadá

Vancouver

Pasarelas en suspensión en Cliffwalk

Altura en la copa del árbol

Aunque el puente fue el origen del parque y aún atrae a la mayoría de los visitantes, el Puente colgante de Capilano ofrece otras muchas actividades. La última incorporación al parque es Cliffwalk, una serie de pasarelas en suspensión que se agarra a las colinas. En algunos lugares, los puentes son de cristal así que puede mirar hacia abajo. El Treetops Adventure es otro fantástico paseo de ocio a gran altura. Se les ofrece a los visitantes la oportunidad de echar un vistazo a la antigua selva tropical, desde la perspectiva de una ardilla. Los puentes conectan los abetos Douglas. Algunos de estos árboles tienen 1300 años de antigüedad. Los puentes y las plataformas de observación se han añadido a los árboles sin el uso de clavos o tornillos que podrían dañar el puente.

Mágicas luces de Navidad

Luces de cuento

Durante las vacaciones, el parquet del puente colgante de Capilano ofrece la mejor experiencia navideña: las luces del cañón (Canyon Lights en inglés). El puente está decorado con cientos de luces y se balancea como un faro de luz en el oscuro valle. La iluminación del parque es igual de hermosa. Asimismo, el parque reclama el hecho de tener el mayor árbol de Navidad natural del mundo: un abeto Douglas de 250 años de antigüedad que mide 46,4 metros.

+ Leer más

Ver en el mapa

Capilano Suspension Bridge, 3735 Capilano Road, North Vancouver

Más sobre Vancouver

Volver arriba
  • www.airfrance.com
  • www.skyteam.com