Al visitar KLM.com, usted acepta la utilización de cookies. Siga leyendo sobre las cookies.

Una selva tropical en el centro de la ciudad

Rio de Janeiro es la única ciudad del mundo que cuenta con una selva tropical dentro. El parque nacional de Tijuca mide 33 kilómetros cuadrados y alberga una gran diversidad de flora y fauna. Bordeando los masificados vecindarios de Río encontrará iguanas, monos aulladores, serpientes y una gran variedad de aves. Un paraíso natural en plena metrópolis.

Los científicos calculan que la selva tropical costera tiene aproximadamente 60 millones de años. Los habitantes originarios de la selva tropical son los indios Tupi y Tamoio. En el siglo XVI, y tras la llegada de los franceses y de los portugueses, la mayor parte de los indios tuvieron que irse de esta zona. Se talaron árboles para construir casas y para hacer hueco para las plantaciones de café y azúcar de caña. En 1861, la selva de Tijuca se convirtió en zona protegida y cambiaron las tornas. Un siglo después, fue proclamada parque nacional.

La selva tropical de Tijuca

Brasil

Rio de Janeiro

El hombre que monta guardia frente a Río

La atracción más famosa del parque es el Cristo Redentor, la gigante estatua que vigila la ciudad de Río. Un tranvía rojo, el ‘Trem do Corcovado’ (Tren de Corcovado), sube cruzando la selva tropical hasta casi alcanzar los pies de la estatua. Tras un itinerario de 20 minutos, prepárese para subir las 220 escaleras que llevan hasta la base de la estatua; aunque no tiene que preocuparse, también hay un ascensor y una escalera mecánica. En la cima podrá disfrutar de su recompensa, una panorámica de 360º del parque, las playas y la ciudad.

Cristo Redentor

“Más de 200 sendas de escalada le dirigen a exuberantes cascadas y zonas de jungla tropical”

Un millar de sendas de escalada

La selva tropical es un gran lugar para relajarse. Durante la semana, los cariocas (habitantes de Río), acuden aquí a disfrutar de sus picnic en los exuberantes alrededores. El parque cuenta con muchas rutas a pie  y con más de 200 rutas de excursionismo que podrá disfrutar con la ayuda de un guía o disfrutando de un itinerario guiado en jeep. Si decide explorar el parque por su cuenta, compre un mapa en el quiosco, acuda al centro para visitantes o simplemente siga las indicaciones.

Aguas cristalinas

Las temperaturas pueden ser muy altas en Tijuca, pero afortunadamente el parque cuenta con varias cascadas que son fantásticas para darse un chapuzón. Las dos más impresionantes son la Cascata Gabriela, con una pequeña piscina natural rodeada de árboles, y la Cascatinha Taunay, de 30 metros, cerca de la entrada del parque. Aunque los arroyos y los riachuelos ofrecen muchos lugares donde refrescarse, es importante llevar suficiente agua embotellada.

Cascatinha Taunay

Créditos de fotos

Más sobre Rio de Janeiro

Volver arriba
  • www.airfrance.com
  • www.skyteam.com