KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

It looks like your browser is out of date.
To use all features of KLM.com safely, we recommend that you update your browser, or that you choose a different one. Continuing with this version may result in parts of the website not being displayed properly, if at all. Also, the security of your personal information is better safeguarded with an updated browser.

 

Descubra el singular skyline de Astaná

Astaná se construyó de la noche a la mañana de la tundra. La nueva capital comenzó siendo un fuerte ruso, pero fue relegada a un segundo plano durante mucho tiempo. En 1994, cuando la ciudad se convirtió de repente en la nueva capital de Kazajistán, experimentó un notable crecimiento. Gracias al trabajo de conocidos arquitectos a nivel internacional, y un gran toque de diseño y glamour, la ciudad ha recibido el nombre de la «Dubai de la Tundra».

En 1997 se finalizó el símbolo del progreso de Kazajistán: la Torre Bayterek, de 105 metros de alto. La forma de la torre representa un mito popular sobre el árbol de la vida y el ave de la felicidad. El «huevo» de ave con forma de bala, que mide 22 metros de diámetro, adorna la torre. Hay dos pisos en el interior. El nivel superior muestra una huella dorada del primer presidente de Kazajistán, Nursultan Nazarbayev. El nivel inferior alberga la plataforma de observación. Desde aquí disfrutará de unas vistas completas del skyline de Astaná, lo que hace que la torre sea el lugar perfecto desde donde admirar las principales atracciones arquitectónicas de la ciudad. Aquí le mostramos 3 grandes ejemplos.

El Palacio de la Paz y de la Armonía

El Palacio de la Paz en una pirámide de cristal

En 2006, una pirámide de cristal y acero se convirtió en el centro simbólico de Astaná. Este Palacio de la Paz y de la Armonía fue diseñado por el estudio de arquitectura británico Forster + Partners y es un símbolo de las relaciones armónicas entre las religiones del mundo. Además del centro de conferencias, el palacio acoge una sala de concierto con capacidad para 1500 personas y un hermoso atrio. La parte superior de la pirámide esconde una sala de conferencias «top» donde los invitados están rodeados por palomas de vidrios de color. Realice una visita de 30 minutos para contemplar el edificio.

Unpalacio de yurta

El Palacio Ak-Orda es irreverente y acertadamente descrito como la versión Disney de la Casa Blanca americana. Desde finales de 2004 ha sido el hogar del presidente de Kazajistán, responsable de idear el diseño de la Torre Bayterek. Una de las maravillas de las visitas guiadas diarias es el Salón Oriental: con la forma de una yurta tradicional, un tipo de tienda nómada donde comenzó la civilización kazaja, aunque una versión muy pretenciosa.

El Palacio Ak-Orda presidencial
La Sala de Conciertos central

La flor de la tundra

La Sala de Conciertos central fue diseñada por el arquitecto italiano Manfredi Nicoletti. Pensaba que le faltaba color a la tundra, por lo que diseñó el edificio con forma de una flor abstracta. Además del gran auditorio para conciertos de música clásica, representaciones de ballet y conciertos de pop, encontrará restaurantes, tiendas y dos cines. El mayor espacio lo ocupa el vestíbulo, de 3000 metros cuadrados. Se utiliza como una gran plaza cubierta, en la que los habitantes de Astaná se suelen reunir durante los duros y fríos meses de invierno.