KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

It looks like your browser is out of date.
To use all features of KLM.com safely, we recommend that you update your browser, or that you choose a different one. Continuing with this version may result in parts of the website not being displayed properly, if at all. Also, the security of your personal information is better safeguarded with an updated browser.

 

El rey de las tiendas de campaña

El pináculo más impresionante del nuevo skyline de Astaná no se encuentra en un edificio, sino en una tienda de campaña. Concretamente, en la tienda de campaña más grande del mundo. La tienda del Khan Shatyr, de 150 metros de alto, fabricada con polímero termoplástico mantiene el calor en el edificio, incluso en los días más fríos del invierno kazajo. Si visita este magnífico edificio, encontrará un centro comercial y un parque de atracciones con un monorraíl: todo bajo la misma tela.

El estudio de arquitectura británico Foster + Partners desplegó todas sus armas creativas cuando se les encomendó el diseño de un centro de estilo de vida con negocios de lujo. Parecía oportuna la creación de una tienda de campaña en un país donde la población nómada vivía en yurtas. Las temperaturas pasan de un calor abrasador a un frío glacial, por lo que la tela de la tienda está compuesta de un plástico especial ligero que proporciona un excelente aislamiento. Este aislamiento funciona tan bien que, además de un centro comercial futurista, podrá encontrar una piscina tropical.

Ondulantes palmeras

En la tienda, de una superficie total de aproximadamente 17 estadios de fútbol, encontrará un gran número de atracciones únicas. Puede ir de compras, salir a cenar, ver una película o unas vacaciones de relax en una playa auténtica. La arena se ha importado directamente de las Maldivas. La playa se encuentra junto a la piscina con toboganes. Las ondulantes palmeras rodean la piscina y la playa. Y, dado que a nadie le gusta descansar en una playa congelada, la tienda suele mantener a la temperatura a 30°C. Descubra el oasis tropical de Astaná en la tundra.

Arena de las Maldivas
El Khan Shatyr en el skyline de Astaná

Un paraíso infantil

Aunque es imposible aburrirse en esta megatienda de campaña, hay actividades especiales para los niños. Después de jugar en la playa, de bañarse en la piscina de olas y deslizarse por los toboganes del Sky Beach Club, los más pequeños pueden dirigirse al parque de atracciones y subirse a unos rápidos o a una torre de caída libre. Se acaba de inaugurar el Dino Park, donde podrá retroceder 150 millones de años, a la era Jurásica. Y si está muy cansado para ir andando, súbase al monorraíl.

Todo bajo la misma tienda

Photo credits

  • Arena de las Maldivas: Nigel Young / Foster and Partners
  • Todo bajo la misma tienda: Nigel Young / Foster and Partners