KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Una iglesia llena de arte

La Catedral de Linköping, de 800 años de antigüedad, se alza sobre una modesta plaza con árboles bajos. Gracias a su torre de 107 metros de altura, la iglesia es visible desde cualquier lugar de la ciudad. Lo que hace realmente especial a esta iglesia es que además de ser un lugar de culto, alberga también maravillosas obras de arte. Una de las obras expuestas es un tríptico del pintor holandés Maarten van Heemskerck, del siglo XVI.

La Catedral de Linköping es la iglesia medieval más impresionante de Suecia. En el lugar donde se erige ahora la iglesia, se construyó primero una iglesia de madera en el siglo XI. Esta iglesia fue reemplazada más tarde por una estructura de piedra. La construcción de la iglesia actual comenzó en 1230 y se completó en 1520. El carillón y la extensión occidental fueron agregados en 1885. El techo ha sido restaurado muchas veces, la última vez en 1967. Está hecho de cobre, pero la corrosión le ha dado un matiz verde.

Un árbol de la vida dentro de la iglesia

Al entrar en la iglesia de bóveda alta y en cierta manera sencilla, eche un vistazo a la obra de la izquierda. El esbelto “Árbol de la vida” está hecho de plata, oro y cristal y fue diseñado por Carl-Gustav Jansson, Jan Ostwald y Torbjorn Vogt. La obra es especialmente hermosa de noche cuando la parpadeante luz de las velas se refleja en las 150 hojas del árbol y diferentes tipos de fruta, una referencia a diferentes valores internos.
En 2010, el artista de vidrieras Brian Clarke embelleció la iglesia aún más mediante la adición de unas vidrieras de colores resplandecientes cerca del altar. Cuando la luz atraviesa el ventanal, los paneles de la vidriera proyectan todos los colores del arco iris sobre los muros de la iglesia. El artista está convencido de que sus vidrieras resaltan el lado humano de los visitantes de la iglesia. Clarke no es un artista desconocido; sus vidrieras están expuestas por todo el mundo y entre sus amigos personales se incluyen Mick Jagger y Paul McCartney.

El árbol de la vida en la Catedral de Linköping
Vidriera del artista Brian Clarke

Arte holandés en la iglesia

En la iglesia está expuesto un tríptico del pintor holandés Maarten van Heemskerck (1498-1574). Van Heemskerck pintó principalmente retratos e imágenes religiosas. Durante un tiempo trabajó en el estudio de Haarlem del famoso pintor Jan van Scorel. Después de completar su aprendizaje con Van Scorel, Van Heemskerck viajó a Italia donde vivió de 1532 a 1536. Aunque este período ejerció una gran influencia en su estilo, nunca olvidó sus raíces holandesas. Durante 40 años, el tríptico de Alkmaar estuvo colgado en una iglesia holandesa, hasta que el rey sueco Johan III lo compró para la Catedral. La obra mide 5,70 m de alto y 8 m de ancho cuando se abren los paneles.

Tríptico del pintor del siglo XVI Maarten van Heemskerck

Créditos de fotos

  • El árbol de la vida en la Catedral de Linköping: John Blyberg, Flickr
  • Vidriera del artista Brian Clarke: Manuela Hutter, Flickr
  • Tríptico del pintor del siglo XVI Maarten van Heemskerck: schilderijen.nu