KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Un magnífico templo divino

Ubicada en Zipaquirá, en la montaña, la Catedral de Sal, a tan solo 48 kilómetros de Bogotá, es digna de ver. Este tesoro arquitectónico, el santuario más famoso del país, es una maravilla natural del mundo: no hay calificativos que describan la Catedral de Sal. Esculpida en los oscuros pasillos de una mina de sal, esta impresionante iglesia es verdaderamente única.

Una iglesia en una mina de sal… parece una combinación extraña. Sin embargo, durante siglos, los mineros han estado esculpiendo capillas en las paredes de sal de la mina. Aquí rezaban todos los días antes de ir a trabajar y le pedían a Dios que les protegiese mientras llevaban a cabo su peligroso trabajo. La primera catedral oficial, construida en 1954, se cerró en 1990, pero cinco años después, se inauguró una nueva catedral. A menudo se considera el diseño, llevado a cabo por el arquitecto Roswell Garavito Pearl, una de las perlas de la arquitectura colombiana.

Sala de la iglesia de la Catedral de Sal
Sala de la iglesia de la Catedral de Sal

Bogota

Una cruz de sal en la Catedral de Sal

Una iglesia llena de arte

Se eliminaron más de 250 toneladas de sal para hacer espacio para esta catedral, a 180 metros bajo el suelo. Al entrar, la oscuridad le rodeará y notará un fuerte olor a minerales. Y entonces verá las estaciones del vía crucis: 14 capillas que representan la Vía Dolorosa de Jesús de camino a la cruz. Cada capilla está esculpida en la roca por diferentes artistas. También hay tres altares que representan el nacimiento, el bautismo, la vida, la muerte y la resurrección de Jesús.

La nave de la iglesia se encuentra en el punto más profundo de la cueva de sal; pasillos a la derecha y a la izquierda dirigen a la cruz central de 16 metros de altura, situada detrás del altar mayor. El interior de la catedral incluye una rica colección de piezas artísticas realizadas con sal o mármol. Admire los bellos ángeles guardianes realizados por el escultor italiano Ludovico Consorte y la Piedad, un tributo a los indios Muisca que habitaban esta región. La iluminación única dentro de la iglesia crea un ambiente efímero y misterioso.

Obras de arte en la iglesia

Oficios religiosos

La Catedral de Sal no es solo una mera atracción turística o una obra de arte arquitectónica. Aún sigue teniendo culto. Los domingos a las doce se celebra la eucaristía. Si desea asistir, debe hacer la reserva online por adelantado. Después de la misa, los asistentes pueden solicitar la bendición de objetos religiosos. La Catedral también está abierta con cita previa si desea renovar sus votos matrimoniales. Lamentablemente, ya no se celebran ni bodas ni bautismos aquí.

Bajo tierra

Las visitas guiadas de la Catedral de Sal duran alrededor de una hora. El guía le llevará a través de los pasillos y le contará datos interesantes. También merece la pena visitar la llamada Ruta del Minero. A lo largo de esta visita, vivirá en primera persona qué se siente al ser un minero bajo tierra. También hay mucho que ver y hacer fuera de la iglesia. El Museo de la Salmuera se centra únicamente en el proceso de la extracción de sal. Los visitantes podrán ver una película en 3D que ofrece una explicación sencilla de los procesos geológicos que formaban la sal. Asimismo, podrá escalar el muro más alto de Colombia.

Viva la vida de un minero

Créditos de fotos

  • Obras de arte en la iglesia: Jesse Kraft, 123rf
  • Viva la vida de un minero: momentcaptured1, Flickr