KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Un almuerzo tradicional en el mercado Tongin

Hay algunos mercadillos muy agradables escondidos en bulliciosas calles entre los rascacielos de Seúl. Uno de los mercados más divertidos e interesantes es Tongin, en el barrio de Hyoja-dong. Cuenta con 75 puestos con lo mejor de la comida coreana. Lo que hace a este mercado realmente único es la forma en que se eligen los platos.

Antes de que Corea del Sur se independizase de Japón en 1945, el país era muy pobre y la gente compraba la mayor parte de su comida en los mercados. Gracias a la producción de artículos electrónicos, actualmente el país es uno de los más ricos de Asia y las grandes y lujosas tiendas de alimentación están ganando terreno a los mercados pequeños. Para evitar su progresiva desaparición, el mercado Tongin ha resucitado una vieja tradición.

Un almuerzo totalmente modernizado

El mercado Tongin otorga un significado completamente nuevo al concepto de almuerzo. Visite el Lunch Box Café y, por una pequeña cantidad de dinero, recibirá un puñado de monedas y una bandeja con varios compartimentos. Todo lo que tiene que hacer es decidir qué poner en su bandeja. Los puestos de comida ofrecen una gran variedad de platos deliciosos, desde galletas de jengibre y pasteles de arroz a tallarines en salsa de tomate picante y masa rellena de deliciosa ternera. Por menos de 3 monedas por plato, podrá llenar su bandeja. Cuando la llene, diríjase al restaurante para disfrutar de sus especialidades surcoreanas con una taza de té.

Una bandeja lista para comer

Comida saludable

La cocina surcoreana se basa en los alimentos medicinales. Hace siglos los coreanos comían principalmente para mantener o recuperar la salud, no porque la comida fuera deliciosa. Hoy en día, la gente aprecia una comida sabrosa, pero la adición de productos artificiales y alimentos grasos sigue estando prohibida en los restaurantes tradicionales coreanos.
El mercado Tongin vende una gran variedad de platos con propiedades curativas. Encontrará mucha comida «picante», ya que se supone que ayuda a restaurar los niveles de energía. La raíz de ginseng aumenta la inteligencia, mejora el rendimiento sexual y fortalece el sistema inmunológico cuando se está sometido a estrés. Para aprovechar todos estos beneficios para la salud, pida una taza de té de ginseng en el Lunch Box Café o pruebe algo que lleve canela, un ingrediente utilizado en muchas salsas por sus propiedades antibacterianas y antifúngicas. La cocina surcoreana es realmente buena.

“En Corea del Sur, comida sana significa vida sana.”