KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Alfama: un laberinto antiguo de calles

Ropa tendida en balcones de hierro forjado. Por las calles, la voz desgarradora de un cantante de fado. Casas cuyas fachadas están adornadas con coloridos azulejos. Alfama, el barrio que se encuentra entre el Castillo de San Jorge y el Tajo, es, probablemente, la zona con mayor encanto de Lisboa.

Alfama es el centro histórico de Lisboa. Este barrio fue todo lo que quedó después del terremoto que asoló la ciudad en 1755. Aunque los romanos y los visigodos dejaron su impronta allí, fueron sobre todo los árabes los que imprimieron su huella a partir del año 711 en adelante. Un claro ejemplo de la influencia árabe es el entresijo de calles formado por altas casas blancas. Lo más probable es que el nombre de Alfama proceda de la palabra árabe que designa a las termas y haga referencia a las aguas termales de esa zona. Este barrio es un delicioso laberinto de calles estrechas y plazas pobladas de palmeras. Cada esquina, cada puerta esconden una nueva sorpresa.

Un paseo por el monasterio, el Panteón Nacional y el Teatro Romano

Durante el paseo desde el Castillo de San Jorge hasta Alfama pasará por delante de Portas do Sol, uno de los muchos miradouros (miradores) de Alfama. Sus vistas son la estampa ideal: tejados anaranjados y un río fulgurante. A unos 100 metros se encuentra el monasterio de San Vicente de Fora, construido en 1147 por Afonso Henriques, el primer rey de Portugal. La mayoría de edificios actuales data de los siglos XVII y XVIII y, entre ellos, destaca una iglesia fuera de excepción, cuya fachada austera y simétrica es un claro exponente del manierismo.

Detrás del monasterio se erige la cúpula del Panteón Nacional, o Iglesia de Santa Engrácia. La historia de este santuario es turbulenta. En 1681 comenzó su construcción, que se prolongó hasta 1712, cuando se produjo el fallecimiento del arquitecto y el rey Juan V perdió todo interés por el edificio. Desde entonces, la iglesia apenas sufrió modificaciones, hasta que en el año 1960 el primer ministro Salazar decidió convertirla en el Panteón Nacional. En la actualidad, se pueden visitar las tumbas de algunos de los portugueses más ilustres, como el escritor Almeida Garrett o la diva del fado Amália Rodrigues.

La parte más occidental de Alfama dispone de las reminiscencias de la Lisboa romana, como las ruinas de un gran teatro romano del siglo I a.C., construido bajo el mandato del Emperador Augusto. En la Edad Media, el teatro se hundió, y fue redescubierto después del devastador terremoto de 1755. Su pequeño museo interactivo expone columnas de piedra y otros hallazgos, como un busto de Sileno.

Cantante con Alfama a lo lejos

Fado: el canto a la vida portugués

Son muchas las opiniones acerca de los orígenes del fado: algunos dicen que Alfama es la cuna de esta música melancólica portuguesa; otros aseguran que nació en la ciudad de Coimbra. Sea cual sea su procedencia, Alfama alberga algunas de las casas de fado más antiguas y encantadoras de Lisboa. Son restaurantes o bares en los que cantantes de fado desconocidos y conocidos interpretan el famoso canto a la vida portugués. Alfama también tiene un Museo del Fado… ¡Adivinen cuál es su versión sobre los orígenes de este estilo musical!

+ Leer más

Ver ubicación en el mapa

Museo del Fado, Largo do Chafariz de Dentro 1, Lisboa, Portugal

Créditos de fotos

  • Cantante con Alfama a lo lejos: HUANG Zheng, Shutterstock