KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Arte con A mayúscula

Cualquiera que conduzca por la Avenida Paulista, una de las principales calles de São Paulo, inmediatamente advertirá el sorprendente Museu de Arte de São Paulo. Esta obra de arte arquitectónica descansa sobre 4 enormes pilares rojos, y su cubo de cristal y hormigón flota a varios metros sobre el suelo. También es uno de los mejores museos de arte de Sudamérica.

El MASP (Museu de Arte de São Paulo) tiene el orgullo de albergar la mayor colección de arte occidental de todo el hemisferio sur. Aquí se pueden contemplar las obras de muchos grandes maestros, desde Renoir, Cézanne y Monet hasta Rembrandt, Van Gogh y Matisse. En el museo también se exhiben otras hermosas obras de artistas brasileños, africanos y asiáticos.

Un hombre con una misión

La misión de Assis Chateaubriand, el fundador del MASP, fue traer a São Paulo una colección de arte de categoría internacional. Ayudado por el experto en arte Pietro Maria Bardi, el poderoso magnate de los medios comenzó a comprar cuadros famosos después de la Segunda Guerra Mundial. En un primer momento, los Rembrandts y Picassos recién adquiridos se exhibieron en el edificio de oficinas de Chateaubriand, donde se habilitaron varias plantas como espacio para exposiciones.


Sin embargo, conforme el número de obras empezó a hacerse demasiado grande para este espacio, llegó la hora de encontrar un nuevo hogar. La esposa de Bardi, la arquitecta Lina Bo Bardi, diseñó la nueva estructura del museo en la Avenida Paulista con cuatro grandes pilares, creando un edificio de 74 metros de alto suspendido sobre el suelo. La ciudad le había pedido conservar la vista del centro de la ciudad. El MASP se completó en 1968. El edificio se considera un hito de la arquitectura moderna y es uno de los símbolos más impactantes de São Paulo.

Mercadillo en el museo

Una colección única

Hay rumores de que la colección de arte no se adquirió en su totalidad de una manera legítima. Chateaubriand podría haber obligado a la gente a donar dinero o a aportar piezas de su colección privada. No obstante, la colección sin duda impone respeto, con obras de arte desde el siglo XIII hasta el siglo XIX. Hay un área de exposición que alberga toda la colección de esculturas de Edgar Degas. Estas esculturas de bronce son verdaderamente únicas.

Escultura de Edgar Degas
Exposición bajo el edificio del MASP

Centro cultural

Chateaubriand no quería que el MASP fuese simplemente un museo fabuloso sino también un lugar que transmitiese conocimiento y cultura, y eso lo ha logrado sin lugar a dudas. El MASP se ha convertido en un floreciente centro cultural, con exposiciones educativas sobre historia del arte, cursos creativos, seminarios y proyecciones de películas. Siempre hay alguna novedad. También hay exposiciones temporales de fotografía, diseño o arquitectura.

Créditos de fotos

  • Mercadillo en el museo: Around the World in unknown Days, Flickr
  • Escultura de Edgar Degas: Museu de Arte de São Paulo
  • Exposición bajo el edificio del MASP: Michael Renner, Flickr