KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Banff: el corazón de las Rocosas

En el Parque Nacional de Banff podrá sumergirse en la increíble naturaleza canadiense. El parque tiene montañas, ríos, un lago verde esmeralda y unas vistas impresionantes. En verano, haga senderismo por las praderas alpinas cubiertas de flores silvestres y explore los inmaculados valles profundos rebosantes de vida silvestre. En invierno, practique esquí sobre una de las mejores nieves en polvo de Norteamérica.

Desde que el parque fue añadido a la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1985, Banff se ha convertido en uno de los principales destinos de Canadá para los amantes de la naturaleza y los aficionados a los deportes al aire libre. Las instalaciones son excelentes, y después de un activo día al aire libre podrá relajarse en un cómodo hotel o quizá visitar una galería de arte. El parque se encuentra a tan solo dos horas en coche al oeste de Calgary.

Lago alpino en el Parque Nacional de Banff
Lago alpino en el Parque Nacional de Banff

Calgary

Lago Bow a lo largo de la Icefields Parkway

Primer Parque Nacional de Canadá

Fundado en 1885, el Parque Nacional de Banff es el parque nacional más antiguo de Canadá. Al principio, el parque solo contaba con unos modestos 26 km² en torno a varios manantiales calientes. En la actualidad, el parque abarca 6.641 km2 de naturaleza protegida en el mismísimo corazón de las Montañas Rocosas. La ciudad de Lake Louise a orillas del impresionante lago verde esmeralda es una de las principales atracciones. Otro destino popular son las praderas de Sunshine: praderas alpinas cubiertas por una alfombra tan densa de flores silvestres que parece un escenario de un anuncio de ambientador. La impresionante belleza natural del parque se extiende hasta la cima de las escarpadas montañas. Contemple los reflejos de las montañas en los lagos mientras conduce por la espectacular Icefields Parkway.

Lago Louise

Fotografiando las cascadas heladas

Aunque Banff es conocido como el principal destino de Canadá para hacer senderismo, el parque ofrece mucho más que senderos para caminar. ¿Qué le parece hacer heliesquí, rafting o escalada? ¿O quizá una partida de golf u observar a los pájaros para descansar de la descarga de adrenalina? Independientemente de lo que haga, las espectaculares vistas son gratuitas. Para disfrutar de las vistas más sorprendentes, tome un helicóptero y vuele sobre los flancos del Monte Assiniboine, conocido también como el "Matterhorn de las Rocosas canadienses". Los numerosos glaciares y cascadas heladas son el sueño de cualquier fotógrafo.

Una vista del Monte Assiniboine