KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Beale Street, el hogar del blues

La música en directo se puede escuchar desde cualquier bar; los parpadeantes rótulos de neón se disputan nuestra atención y el aire está inundado por el inconfundible olor a barbacoa. Bienvenido a Beale Street, el auténtico corazón de Memphis. Esta afamada calle, con su rica historia, es el destino perfecto para pasar una noche musical en la ciudad.

En 1977, Beale Street se conocía oficialmente como el hogar del blues y designaba un lugar histórico. A principios del siglo XX, Beale era una ajetreada calle llena de música, alcohol y delincuencia. Era en aquellos tiempos cuando podían escucharse notas de blues. Pero con los años la calle se dilapidaba cada vez más. Sin embargo, fue aquí donde, en los 50, un joven Elvis Presley encontró inspiración en leyendas como B.B. King y Chuck Berry.

Estatua de W.C. Handy

El Memphis Blues

El verdadero creador del blues fue W.C. Handy, compositor del primer blues, Mr. Crump, en 1909. La canción, que más tarde recibió el título de The Memphis Blues, fue, en último término, la que sentó las bases del estilo de blues que se creó en Memphis. También escribió Beale Street Blues, motivo por el que la Beale Avenue cambió su nombre por el de Beale Street en 1916. De una vez, convirtió el lugar en inmortal.

Club de blues de BB King

Uno de los mejores bares de Beale es el Club de blues de BB King. Riley B. King (como realmente se llamaba) solía dejarse ver en Beale Street, motivo por el que se le puso el apodo del "chico del blues de Beale Street", después abreviado en B.B. No sorprende, por tanto, que haya un bar con su nombre. Varios músicos tocan aquí por las noches, y los fines de semana se puede disfrutar de música en directo a partir del medio día. El local no es muy grande y el ambiente es íntimo y acogedor. Si quiere coger un buen sitio, venga a primera hora de la tarde.

“B.B. King era apodado el "chico del blues de Beale Street"”

Un bar con cabras

Silky O’Sullivans es conocido por su fantástica música en directo, el patio abierto donde los músicos tocan en verano, su gigante cóctel Diver y sus cabras. ¿Cabras? Según afirman desde el propio local, O’Sullivans es el único bar de EE.UU. con cabras como mascota. Silky O’Sullivans es un bar, un bar de copas y un restaurante todo en uno. Aquí podrá disfrutar de comida con alma mientras escucha música con alma. No se pierda el bocadillo Po' Boy con camarones y no olvide pedir un Diver para beber. Si el resto de la Beale Street no ha conseguido hacerle bailar; seguro que ahora sí danza.

Silky O’Sullivans

Créditos de fotos

  • Estatua de W.C. Handy: Bhrris, Wikimedia
  • Silky O’Sullivans: Thomas Hawk, Flickr