KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Jarras de cerveza y brass bands

Ha pasado mucho tiempo desde que los residentes de Baviera contaron los días hasta septiembre: lo que empezó como la celebración de una boda se ha convertido en la famosa Oktoberfest, el festival de la cerveza más grande del mundo. que se completa con jarras de cerveza de un litro, música oompha-pha bávara y lederhosen.

Una procesión de coches de caballos cargados de barriles de cerveza anuncia el comienzo del festival anual de la cerveza a finales de septiembre. Los señores y los cerveceros acompañan con orgullo la procesión hasta sus puestos de cerveza en el Theresienwiese. Vestido con lederhosen, el alcalde de Múnich da comienzo al festival sirviendo la primera cerveza. Tras proclamar “O’ Zapft is!”, lo que se traduce literalmente por “el barril está abierto”, empieza a correr un río interminable de cerveza.

Cinco carpas especiales de fiesta

La cerveza es la bebida elegida en las 14 carpas de Theresienwiese, en el centro de Múnich. Cuando pida una cerveza, le servirán una jarra de un litro totalmente llena. Sin embargo, las carpas son distintas entre sí. La carpa Schottenhammel es la más tradicional. en la que se reúnen estudiantes y artistas. La carpa Paulanerbräu atrae a un público algo más mayor y cuenta con una bella decoración. En el gremio de arqueros de Winzerer Fähndl las presas recién cazadas importan tanto como la cerveza. La mejor cerveza se sirve en el Augustiner Festhalle: elaborada por la cervecería más antigua de Múnich, se sirve de barriles de roble. No encontrará cerveza ni bancos en la carpa Kufflers: aquí, la gente se sienta en taburetes de madera y disfrutan del vino, sidra y champán: igual que en un jardín vinícola.

Una de las carpas de fiesta
Aperitivos típicos del Oktoberfest

Vestimenta de fiesta

La Oktoberfest se remonta a la celebración de las nupcias entre el rey bávaro Ludwig y la princesa Teresa en 1810. Hoy en día, el evento empieza en septiembre, porque el tiempo es un poco mejor. La celebración está llena de tradiciones. La dorada cerveza Oktoberfest, servida en una ‘Maß’, o jarra de un litro, está acompañada de aperitivos, como los pretzels, y de Hendl, pollo asado. En las carpas, las brass bands tocan música bávara.

Créditos de fotos

  • Una de las carpas de fiesta: Pavel L. Photo and Video, Shutterstock