KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

La mejor oportunidad de ver animales salvajes: las reservas privadas

Al oeste del enorme Parque Kruger se encuentran algunas pequeñas reservas privadas que son una extensión del mismo; el conjunto de este área se conoce como Greater Kruger. Las reservas privadas ofrecen safaris clásicos en un Land Rover y a menudo cuentan con alojamiento de lujo y romántico donde los visitantes pueden disfrutar de un servicio de comedor exclusivo. Aquí, los visitantes cuentan con una mejor oportunidad de ver animales y aves salvajes ya que los guías se aseguran de que no se pierdan nada.

En el Parque Kruger, los vehículos deben seguir unas estrictas normas para proteger a los animales y a la vegetación. Los parques privados, sin embargo, suelen ser más permisivos y los guías, por ejemplo, seguirán a un leopardo que camina por el lecho rocoso de un río. Esta puede ser una experiencia fabulosa para los visitantes, pero también hay que tener en cuenta el daño ecológico que puede causar. Algunos dueños de estas reservas privadas son conocidos por haber tomado como iniciativa propia proteger a los animales del parque y su hábitat natural. Un buen ejemplo de esto es la reserva Manyeleti.

Pasando la noche en Manyeleti

Campamento para niños

Durante el apartheid, el Manyeleti era el único parque natural al que se permitía el acceso a africanos de color. Mientras que otras reservas naturales continuaron creciendo con la ayuda del gobierno, este parque no recibió ninguna financiación durante muchos años. Resulta irónico que ahora el Manyeleti se beneficie de esta política, ya que es aquí donde se encuentra la naturaleza en su estado más puro.
El Campamento Honeyguide se encuentra dentro del parque y cuenta con dos tipos de alojamiento; mientras que Khoka Moya es recomendable si viaja con niños, Mantobeni recrea un verdadero campamento de safari. El programa de actividades para niños es fantástico, e incluye actividades como elaborar huellas de animales salvajes. Los niños también irán de safari y el guía tendrá en cuenta sus deseos. Lo mejor del complejo Mantobeni es que se puede pasar la velada a lo Hemingway en una romántica tienda iluminada, con salón propio y una alfombra persa.

+ Leer más

Ver en el mapa

10 Bompas Road, Dunkeld West, 2196

Alojamientos creativos

Djuma se encuentra en la reserva norteña Sabi Sands y cuenta con dos tipos de alojamiento. El complejo Bush Lodge es un lugar relajante en medio del bosque y cuenta con 8 pequeños chalets con techos de paja, mientras que el complejo Vuyatela está amueblado con piezas de arte de los pueblos de alrededor, lo que crea un ambiente moderno a la par que conserva la tradición africana. Hay una biblioteca, un centro de bienestar con servicio de masajista, y conexión a internet en todo el complejo. Djuma es una de las organizaciones que defiende la población local. Entre safari y safari, organiza excursiones a poblados tradicionales, y además, financia clases de enfermería en el poblado vecino de Dixi.

+ Leer más

Vuyatela Lodge

Ver en el mapa

Sand Wildtuin 1363, South Africa

Mala Mala ofrece grandes posibilidades de caza

Los niños son bienvenidos

Mala Mala es uno de los legendarios y más exclusivos resorts de safari en el sur de África. Es famoso por su abundante fauna salvaje, su deliciosa comida y la amabilidad del personal. A pesar de la presencia de celebridades, aún posee ese ambiente relajado y acogedor. La reserva cuenta con tres alojamientos, siendo el Campamento Principal (Main Camp) el más económico, y Sable y Rattray´s más exclusivos y de precio elevado. Pero a diferencia de otros resorts, en éste los niños son bienvenidos,  y a menudo se pueden ver familias de safari con guía en un Land Rover.

+ Leer más

Ver en el mapa

Ehlanzeni, South Africa

Créditos de fotos

  • Pasando la noche en Manyeleti: Reis. In stijl., Flickr
  • Vuyatela Lodge: David Berkowitz, Flickr