KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Puentes sobre el Sena

El Sena recorre el corazón de París. Un paseo a lo largo del río, el alma de la ciudad, le llevará por los puestos de libros, artistas ocupados y parques románticos tan típicos de París, y sus orillas han servido de escenario en multitud de películas. Sin embargo, para admirar este elegante río en todo su esplendor, diríjase a uno de sus muchos puentes.

El Sena divide la ciudad en dos partes. Mucha gente prefiere una parte a otra: la Rive gauche (Orilla izquierda) se considera más histórica y romántica, mientras que la Rive droite (Orilla derecha) es más animada y dinámica. El nexo de unión entre ambas partes son los 37 puentes de París, cada uno con su propio carácter y propia preciosa vista de la ciudad del amor.

Puente nuevo

A pesar de su nombre, el Puente nuevo (Pont Neuf) es el puente más antiguo de París. El rey Enrique III puso la primera piedra en 1578 y sus elegantes arcos han unido la Île de la Cité con ambas orillas del Sena desde 1607. El Pont Neuf fue el primer puente de París hecho de piedra y sin viviendas en sus límites ofreciendo una amplia vista sobre el Sena, por lo que rápidamente adquirió popularidad. Las anchas aceras, que separaban los peatones de los caballos y carruajes, también contribuyeron a su popularidad.

El Pont Neuf une la Île de la Cité con ambas orillas

Puente de las artes

Enmarcado por la maravillosa Île de la Cité y las brillantes luces de la Torre Eiffel, el Pont des Arts es el lugar perfecto para ver el amanecer. A lo largo de todo el puente hay bancos, ocupados a diario por personas disfrutando de las grandes vistas sobre el Sena y la vida cotidiana de París.

El Pont des Arts es también conocido como el puente de los amantes: se dice que si dos amantes se besan aquí, permanecerán juntos para siempre. Finalizado en 1804, el innovador diseño fue idea de Napoleón Bonaparte, quien deseaba un puente de metal que uniese el Institut de France y el Palais des Arts (el antiguo nombre del Louvre), al que debe su nombre. Como era de esperar, el puente ha servido de inspiración para muchos artistas.

El Pont des Arts es el puente más romántico de París
El espectacular Pont Alexandre III

Puente Alejandro III

Farolas antiguas, ninfas y caballos alados dorados... Para muchos el Puente Alejandro III (Pont Alexandre III) es el puente más bello de París. El puente se inauguró con motivo de la Exposición Universal de 1900. Debe su nombre al zar ruso Alejandro III, como símbolo de la renovada amistad entre Francia y Rusia. El estilo del puente refleja el del Grand Palais, al lado derecho del puente. La iluminación encendida por la tarde le da una apariencia de cuento de hadas.