KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Brunch en Brooklyn

En Nueva York, la ciudad que nunca duerme, el desayuno puede significar de todo. En esos fines de semana en los que la pereza gana la batalla, es posible desayunar a cualquier hora entre las 10 y las 17. El Brunch es una institución culinaria en Nueva York, y la mayoría de los restaurantes ofrecen a sus clientes un extenso menú de desayuno, que incluye huevos, tostadas francesas, bagels e incluso champán.

Un típico menú de Brunch neoyorquino incluye una amplia selección de platos de desayuno. Uno de los platos típicos es Huevos a la Benedictina, un clásico nacido en Manhattan que consiste en huevos escalfados con beicon sobre un muffin inglés ligeramente tostado, cubierto con salsa holandesa. A menudo se sirve con una Mimosa, un cóctel refrescante de champán y zumo de frutas. Si quiere desayunar tarde, o comer temprano, le recomendamos que se dirija a Brooklyn, donde puede encontrar numerosos establecimientos especializados en Brunch, desde muy elegante hasta de ambiente más relajado.

Cocina mundial en Brooklyn

En Brooklyn encontrará muchos lugares donde disfrutar de un tranquilo brunch. Los habitantes de Brooklyn proceden de diferentes culturas lo que se nota en los menús de los restaurantes. Si desea un brunch al clásico estilo judío, diríjase a la Mile End Deli en Hoyt Street. Pruebe la ensalada de pescado blanco con huevos, hígado picado sobre pan integral Pumpernickel. ¿Está hambriento? Pida The Beauty: Un bagel cargado de salmón, tomate, crema de queso y alcaparras.

Unas manzanas más abajo, encontrará Building On Bond, un acogedor café italiano con una amplia oferta de comidas, disponible de 10.30 a 16.00. Le recomendamos el BBQ Pork Hash Benedict, una extravagante variante del original, con cerdo asado a fuego lento, huevos escalfados y una salsa holandesa de chipotle. Al norte, en Hudson Avenue, Vinegar Hill House ofrece brunch con toques sudamericanos. Pruebe los tacos dorados, para empezar el día con sabor picante.

El brunch en Teresa’s Restaurant en Brooklyn Heights incluye exquisiteces de Europa del Este como “pierogi” y “blintzes”, así como cafés galardonados. Disfrutando de una bebida, admire las impresionantes vistas de Manhattan. Si prefiere un toque francés, diríjase a Atlantic Avenue. Bacchus Bistrot à Vins sirve una gran variedad de “œufs”, como ”Bénédicte” y ”Florentine”, salchichas picantes de cordero aún más deliciosas acompañadas con una buena copa de vino francés.

+ Leer más

Ver ubicación en el mapa

Mile End Delicatessen, 97a Hoyt Street, Brooklyn, Nueva York, EE.UU.
 
Building On Bond, 112 Bond Street, Brooklyn, Nueva York, EE.UU.

Vinegar Hill House, 72 Hudson Avenue, Brooklyn, Nueva York, EE.UU.

Teresa's Restaurant, 80 Montague Street, Brooklyn Heights, Brooklyn, Nueva York, EE.UU.

Bacchus, 409 Atlantic Ave, Brooklyn, NY, Nueva York, EE.UU.

Una rosquilla de pan fresca con salmón ahumado
Sanwiches en el mercado

Brunch al aire libre

Si prefiere tomar el brunch al aire libre, diríjase al mercadillo de Brooklyn. Los fines de semana, este mercadillo atrae a oleadas de artistas y ofrece una gran variedad de deliciosos snacks. Pruebe las ostras recién preparadas comiendo con las manos, los mini cupcakes de todos los colores del arco iris o compre una bolsa de bombones artesanales. El mercadillo está abierto hasta las 17.00, así que lo puede visitar y probar de todo sin prisa.

Créditos de fotos

  • Sanwiches en el mercado: littleny, Shutterstock