KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Una catedral con un turbulento pasado

En el centro histórico de Zagreb, las dos torres de la enorme Catedral neogótica se elevan sobre los demás edificios. Su nombre oficial es la "Catedral de la Asunción de la Santísima Virgen María", pero la catedral es conocida por todo el mundo como la Catedral de Zagreb. El impresionante exterior es tan sorprendente como el interior, y no se ha escatimado en gastos ni en esfuerzos para adornar la catedral con numerosos murales y altares.

La Catedral de Zagreb es el monumento más impactante de la ciudad. La primera piedra se colocó en 1093, pero su aspecto actual es relativamente nuevo. Después de que un terremoto destruyese gran parte del edificio en 1880, el prestigioso arquitecto de Colonia, Hermann Bollé, diseñó una fachada completamente nueva, con dos campanarios de 105 metros de alto. Si se sitúa justo delante de la catedral puede parecer que la torre izquierda es más baja, pero es solo una ilusión óptica. Es un juego del arquitecto para imitar la simetría en la naturaleza.

La Catedral de Zagreb con sus dos campanarios
La Catedral de Zagreb con sus dos campanarios

Zagreb

Una rica historia llena de restauraciones

Gracias a su rica historia, la catedral es un gran punto de interés tanto para los residentes como para los visitantes. El edificio se completó en 1217, pero tan solo una décadas más tarde, en 1242, fue devastada por los tártaros. En 1263, la estructura fue totalmente renovada en un estilo gótico. Las paredes y las torres se añadieron en el siglo XVI y en el siglo XVII se construyó una gran torre al lado de la catedral. Desde 1990, la catedral sufre restauraciones graduales constantes para conservar su estado.

La catedral asoma sobre la ciudad

No es solo una fachada bonita

La catedral, con asientos para 5.000 personas, tiene altares de mármol neogóticos, vidrieras y un hermoso púlpito. Es también el lugar de descanso final del controvertido Arzobispo croata Aloysius Stepinac, que está enterrado en una tumba hecha por el escultor y arquitecto croata Ivan Meštrović. Desde una plataforma elevada detrás del altar principal se puede ver una imagen del Arzobispo. Stepinac lideró la Iglesia Católica croata durante la Segunda Guerra Mundial, y, aunque nunca se demostró, hay fuertes indicios de que tenía vínculos con los Nazis.

El púlpito de la catedral de Zagreb

Créditos de fotos

  • La catedral asoma sobre la ciudad: Mike Raanhuis, iFly KLM Magazine
  • El púlpito de la catedral de Zagreb: Mike Raanhuis, iFly KLM Magazine