KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Celebre el Cinco de Mayo en México

Nadie pensaba que los mexicanos derrotarían al ejército francés en 1862. El acontecimiento se celebra el 5 de mayo de cada año en Puebla, una bonita ciudad colonial situada a la sombra del volcán Popocatépetl, a dos horas en coche de Ciudad de México. Decenas de miles de residentes participan en el espectacular desfile; bandas de mariachis tocan en las calles y hay bailes y fuegos artificiales. El festival atrae a más de un millón de visitantes cada año.

El 5 de mayo de 1862, se produjo un milagro militar en las montañas cercanas a Puebla: una pequeña brigada mexicana no entrenada y liderada por el general Ignacio Zaragoza derrotó al poderoso ejército francés del emperador Napoleón III. Una ola de orgullo inundó México y al presidente Benito Juárez, quien declaró el 5 de mayo fiesta nacional. En la Heroica Puebla de Zaragoza (el título honorífico concedido a la ciudad), el acontecimiento histórico se celebra profusamente todos los años.

5 de mayo: gran celebración en Puebla
5 de mayo: gran celebración en Puebla

Ciudad de México

Una celebración de un mes

El Cinco de Mayo no solo es un día de fiesta. Combina una lección de historia en vivo, un festín gastronómico y una celebración del patrimonio cultural de México. Las celebraciones no se limitan solo al día específico: en Puebla, el Cinco de Mayo es un festival que dura un mes. El 5 de mayo, se recrea la Batalla de Puebla en el lugar en el que ocurrió: un colorido desfile de carrozas y participantes vestidos con brillantes trajes típicos recorre las calles. Se muestra toda la historia de México. En las semanas antes y después del día principal (del 2 de abril al 10 de mayo), la ciudad disfruta de festejos con mariachis, tacos y margaritas, además de actuaciones de danza, teatro, música clásica, conciertos de pop y ferias de atracciones en diversos lugares. El Cinco de Mayo también se celebra en Estados Unidos, aunque muchos estadounidenses piensan que representa el Día de la Independencia de México, que se celebra en realidad el 16 de septiembre. Pero olvidemos EE.UU.: no existe un lugar mejor para celebrar el Cinco de Mayo que la ciudad que hizo historia. ¡Nos vamos a Puebla!

“La ciudad también disfruta de festejos con mariachis, tacos y margaritas antes y después del 5 de mayo”

Un colorido desfile en Puebla

Explore la cuarta ciudad más grande de México

El Cinco de Mayo es una gran excusa para viajar a Puebla, pero ciertamente no la única. La cuarta ciudad más grande de México tiene mucho que ofrecer. El centro de la ciudad colonial, lleno de iglesias y conventos, es Patrimonio de la Humanidad. Alce la cabeza para admirar la catedral: las dos agujas son las más altas de México. Puebla también es la capital gastronómica de México. El mole poblano, una salsa picante con chiles y chocolate, procede de aquí. Otro plato originario de aquí son los chiles en nogada, elaborados con salsa de nuez y semillas de granada con los colores de la bandera mexicana. En la cercana Cholula, los aztecas construyeron una enorme pirámide. Es la mayor pirámide que queda en el mundo.

No se pierda la Catedral de Puebla