KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El 4 de julio en Nueva York

El 4 de julio es la fiesta nacional de Estados Unidos Es el día en que todo el país celebra su independencia y en la Gran Manzana se realiza una gran fiesta. No espere un trozo de tarta y algunos globos... Aquí se celebran desfiles, espectáculos, grandiosos fuegos artificiales y lujosas fiestas. Durante el día más importante del año para los estadounidenses, Nueva York ofrece un gran programa "de estrellas".

El 4 de julio, o el día de la Independencia, se celebra la independencia de Estados Unidos. El 4 de julio de 1776 el Congreso aprobó la Declaración de Independencia redactada por Thomas Jefferson, que más tarde sería presidente. Este día, las 13 colonias británicas se independizaron de Gran Bretaña, y así nacieron los Estados Unidos. John Adams le escribió una carta a su mujer en 1776 donde predecía que cada año el día de la Independencia se celebraría por todo el país con desfiles, espectáculos, eventos deportivos y hogueras. ¡Y tenía razón!

Coney Island

Perritos calientes y paseos históricos

Aunque la mayoría de las fiestas se celebran por la noche, durante el día puede hacer muchas cosas. El mejor modo de seguir los pasos de los Padres Fundadores (los fundadores de la independencia estadounidense) es realizar un paseo histórico por Lower Manhattan. Durante este paseo entenderá el papel que desempeñó la ciudad de Nueva York en la Revolución Estadounidense. Este paseo le llevará al lugar en donde George Washington, el primer Presidente estadounidense, tomó juramento y el lugar donde se leyó por primera vez la Declaración de Independencia a los neoyorquinos.


Otra opción es dirigirse a Coney Island para asistir al infame concurso anual de perritos calientes de Nathan. Lo que comenzó como una broma entre amigos, que querían demostrar su patriotismo, se ha convertido en un evento al que asisten miles de personas y que ven millones. El récord actual lo ostenta Joey Chestnut, de San José, que devoró 69 perritos calientes (incluido el pan) en 10 minutos...

Vista del Parque del Puente de Brooklyn

Broche final espectacular

A continuación, comienza lo mejor del día: el 4 de julio no sería lo mismo sin los tradicionales fuegos artificiales, tradición que nació en 1976, el año en que se celebró el bicentenario. Durante años, se celebraba el evento junto al río Hudson, pero el año pasado se trasladó al Puente de Brooklyn. Uno de los mejores lugares donde ver los fuegos es desde el Parque del Puente de Brooklyn y desde el Brooklyn Heights Promenade. Aquí pueden encontrar asientos de primera línea y espectaculares vistas del skyline de Manhattan. Como es un lugar muy concurrido, le recomendamos que llegue en torno a las cinco de la tarde, para conseguir sitio. Los fuegos artificiales comienzan a las 9, pero se le pasará el tiempo volando si hace un picnic sobre la hierba con un trozo de pizza de Grimaldi's.

+ Leer más

El Parque del Puente de Brooklyn

Ver en el mapa

334 Furman Street, Brooklyn, New York City

Celebre el 4 de julio al "estilo de Manhattan"

También puede terminar el día al estilo de Manhattan. Por toda la ciudad se celebran fiestas en las azoteas más espectaculares de la ciudad. Deje las concurridas calles y disfrute de un cóctel mientras disfruta de las vistas. El Bentley Hotel en la 62º es una apuesta segura: allí podrá disfrutar de fabulosas vistas de los fuegos artificiales y del skyline neoyorquino. Es algo caro pero se sentirá como miembro del Upper East Side. Otra ubicación icónica es la terraza del Hotel Gansevoort en el moderno distrito de Meatpacking. El hotel cuenta con una terraza cubierta donde podrá ver toda la ciudad.

Espectaculares fuegos artificiales

Créditos de fotos

  • Coney Island: Shutterstock: pio3