KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

En Londres, los niños toman las riendas

Londres no es solo una ciudad romántica e interesante para los adultos, también tiene mucho que ver y hacer si eres un niño. En cuanto se descuide, su familia y usted se encontrará frente al Caldero Chorreante, el pub de magos de la saga de Harry Potter. En Londres pasará sin darse cuenta de estar rodado por osos de peluche y muñecas a recorrer el Támesis en un vehículo anfibio.

En las ciudades con sistema de metro, puede resultar muy atractivo usar ese medio de transporte. Lo malo, es que uno puede perderse media ciudad mientras recorre los túneles a toda velocidad. Los autobuses del Original London Sightseeing Tour son una alternativa divertida de transporte. Hay 3 rutas distintas, 2 de las cuales están pensadas especialmente para los niños.

Londres cuenta con multitud de atracciones
Londres cuenta con multitud de atracciones

Londres

Osos de peluche y coches

Visitar un museo cuando se está de vacaciones con toda la familia puede que no sea lo que más le apetezca a todos. Sin embargo, en Londres hay muchos museos en los que los niños también pueden divertirse de lo lindo. En el distrito de Fitzrovia, por ejemplo, se encuentra el Museo del Juguete de Pollock, creado originalmente por Benjamin Pollock, un empresario que vendía mini teatros de papel en el siglo XIX. Los teatros aún existen, y el encantador edificio está sobre todo lleno de antiguos juguetes. De muñecas de China y osos de peluche a casas de muñecas y antiguos juegos de tablero, ahí podrá encontrarlos todos.
Charles Dickens vivió en ese barrio y escribió algunos de sus libros más famosos, como Oliver Twist o Cuento de Navidad en una típica casa inglesa con una puerta de entrada azul clara. Dicha casa, que en la actualidad es un museo, cuenta con dos recorridos infantiles en los que realizar tareas y responder a divertidas preguntas sobre el famoso escritor. En el sótano se puede ver una película sobre la vida de Dickens. Consejo: vaya un miércoles, los niños podrán tocar los juguetes personales de Dickens.

Entrada al Museo Charles Dickens

“Viva la magia de Harry Potter en la Plataforma 9¾”

¡En el exterior!

Si sus hijos han leído todos los libros de Harry Potter de J.K. Rowling disfrutarán sin lugar a dudas de un recorrido guiado por las localizaciones de la película. London Walks organiza recorridos con guía que le pondrán un punto mágico al asunto llevándole a lugares como el Banco Gringotts o la Plataforma 9¾. ¡Sus hijos se divertirán como nunca durante este recorrido a pie!

Créditos de fotos

  • Entrada al Museo Charles Dickens: jelm, Flickr