KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

La Iglesia de Cristo, en pleno corazón de Windhoek

La Iglesia de Cristo es un hito histórico de la época en la que Namibia fue colonia alemana. Esta imponente basílica está en pleno centro de Windhoek. La contemplación de sus elegantes vidrieras y sus ornamentos Art Nouveau nos llevan lejos del África Austral.

Cada uno de los rincones de Windhoek evoca su pasado colonial. El estilo de sus calles es eminentemente alemán, donde predominan las variantes arquitectónicas Jugendstil y neogótica. La Iglesia de Cristo es uno de sus ejemplos más ilustrativos y, sin duda alguna, el más conocido. Esta iglesia de arenisca fue construida entre 1907 y 1910, en conmemoración de las guerras entre alemanes y las poblaciones indígenas. El dirigente de la época, el emperador Guillermo II, fue quien donó las coloridas vidrieras para la iglesia.

Desde entonces, han pasado más de 100 años, y sigue siendo una obra de arte majestuosa
Desde entonces, han pasado más de 100 años, y sigue siendo una obra de arte majestuosa

Windhoek

Estilo Art Nouveau

Espectacular, por dentro y por fuera

Especial atención merece también el interior de la Iglesia de Cristo. Las vidrieras son su rasgo característico. Constituyen un exquisito ejemplo del Jugendstil, el estilo arquitectónico más aclamado de principios del siglo XX, encarnado en flores y plantas estilizadas y patrones geométricos. Aunque fue construida como conmemoración del final de la guerra entre alemanes y las tribus indígenas, la iglesia también es un monumento a los caídos alemanes: sus nombres están grabados en las placas de bronce incrustadas en las paredes.

Una tribu de la zona este de Windhoek

Tiempos difíciles para las tribus coloniales

El colonialismo fue una época oscura, sobre todo para la población indígena del África del Sudoeste Alemana. Entre 1904 y 1908 miles de personas fueron asesinadas, principalmente procedentes de las tribus Herero y Nama. Este sangriento capítulo de la Historia fue más tarde reconocido como el primer genocidio del siglo XX. Así, la Iglesia de Cristo, situada en pleno centro, no solo mantiene vivo el recuerdo de la Historia, sino que también simboliza la paz. Una de las tres campanas de bronce de la iglesia tiene grabada la frase «Friede auf Erden» (Paz en la Tierra).

Otras reminiscencias coloniales en Windhoek

El barrio situado alrededor de la Iglesia de Cristo está formado por edificios de la época colonial alemana, como la Kaiserliche Realschule, que data de 1909. Antaño fue un colegio para niños europeos, quienes no estaban acostumbrados al calor africano. Se optó por construir una torre en lo alto del edificio que actuaba como aire acondicionado, en cuyo techo se hicieron varios agujeros gracias a los cuales el aire fresco circulaba. Muy cerca, en Independence Avenue, nos toparemos con tres edificios más que datan de esa época y que fueron diseñados por el mismo arquitecto. El más interesante de los tres es el edificio Erkrath, que antaño albergó viviendas y oficinas.

La Kaiserliche Realschule