KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Cultura en el parque de Ibirapuera

Una gran ciudad se merece un gran parque, y el Parque do Ibirapuera sin duda es enorme. Aquí es donde acuden los paulistanos, los habitantes de São Paulo, para escapar del tráfico de la ciudad. El parque no solo es perfecto para dar un agradable paseo o tomar un relajado picnic, también es un lugar de interés cultural.

El arquitecto paisajista Roberto Burle Marx (1909-1994) diseñó el parque en la década de 1950 junto con el modernista Oscar Niemeyer (1907-2012). El parque de Ibirapuera fue construido para conmemorar el 400º aniversario de São Paulo. La combinación de vegetación y cultura convierte a Ibirapuera en uno de los parques más queridos de Brasil.

Vegetación y agua en el parque de Ibirapuera
Vegetación y agua en el parque de Ibirapuera

Sao Paulo

Palmeras y arquitectura

Alguna vez quizás oiga a algún paulistano referirse en broma a las 160 hectáreas de naturaleza como la "praia" (la playa). Y tiene algo de verdad; en cuanto el tiempo lo permite, las personas que vienen a tomar el sol se hacen con el parque. El diseño de Burle Marx es una sucesión de plantas tropicales, praderas con estanques y senderos sinuosos. Y entre toda la vegetación destaca la arquitectura futurista de Oscar Niemeyer. Los edificios se integran a la perfección en el paisaje del parque.


Uno de los lugares de interés más recientes es el Auditório Ibirapuera, un auditorio para conciertos construido en 2005. Una impresionante llama roja se extiende por el luminoso edificio blanco. El auditorio tiene muchos ángulos diferentes, en función de por dónde se mire, y tiene capacidad para 800 personas Un elemento esencial es la puerta de 20 metros de ancho en la parte trasera del escenario: se abre a una pradera adyacente desde donde otros 10.000 espectadores pueden ver el escenario.

Auditorio Ibirapuera
Pavilhão das Culturas Brasileiras

Arte brasileño

Otro impactante edificio es el Pavilhão da Bienal de Arte. Fue inaugurado en 1957 para albergar la Bienal del Arte de São Paulo, un evento de arte que se celebra cada dos años. Niemeyer diseñó el edificio con enormes ventanas y altos techos. En el interior, las ondulantes balaustradas blancas guían a los visitantes por las enormes colecciones de arte. En el pabellón también se celebran eventos como la Semana de la Moda de São Paulo. En el parque también encontrará el Pavilhão das Culturas Brasileiras, otra creación de Niemeyer. Aquí podrá ver exposiciones de arte brasileño, desde artesanía regional hasta diseños urbanos modernos.

Créditos de fotos

  • Auditorio Ibirapuera: Luiz Rocha, Shutterstock
  • Pavilhão das Culturas Brasileiras: Gabriel de Andrade Fernandes, Flickr