KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

En bici a través de míticos castillos entre viñedos

No es necesario ser un amante del vino para enamorarse de Burdeos. Prácticamente todo en Burdeos (señales de tráfico, edificios, etc.) representa los nombres de famosos dominios de esta meca del vino. ¿Cuál es el mejor modo de disfrutar de las atractivas tradiciones de esa impresionante región vinícola francesa? ¡En bicicleta!

Amplia y extensa, Burdeos es la región vinícola más llana de Francia y un destino perfecto para todos los ciclistas. Interminables filas de vides se alternan con elegantes castillos e históricas aldeas vinícolas con terrazas acogedoras. Descubra la monumental Saint-Émilion que figura en la lista de lugares inscritos en el Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO, haga una parada en boxes en un balneario para un tratamiento a base de uvas o pedalee a orillas del Gironda o por las playas de la costa atlántica.

Serpenteantes carreteras en Graves-Sauternes

Los famosos viñedos de Graves y Sauternes se encuentran al sur de la ciudad de Burdeos. Esta zona situada en el margen izquierdo del río Garona, es una de las más bellas de esta región vinícola. Pedalee por viñedos y bosques y siga a lo largo de los serpenteantes caminos rurales a través de las colinas de Sauternes. Château Smith Haut Lafitte, en Graves, es el lugar perfecto donde hacer un alto en el camino. Recorra las bodegas y admire el arte moderno expuesto entre las viñas. Junto al castillo se encuentra el famoso balneario Les Sources de Caudalie, que ofrece tratamientos de belleza a base de extractos de uva. El cercano hotel ofrece tanto excelentes restaurantes como una enoteca con un encantador patio. En Sauternes, efectúe una parada en el Château d’Yquem, donde podrá visitar no solo los viñedos del vino blanco dulce más famoso (y más caro) de Burdeos, sino también el hermoso jardín.


Para obtener más información sobre la zona meridional de la región vinícola, visite la

página web

de Graves-Sauternes.

Smith Haut Lafitte en Graves

Excursión de varios días en bicicleta a la costa

Además de excursiones de un día, Burdeos también ofrece fantásticas excursiones en bicicleta de varios días. Combine los viñedos de Médoc con una visita a la costa atlántica y la desembocadura del río Gironda. Médoc es la zona más occidental de la región vinícola y alberga algunos de los castillos vinícolas más prestigiosos de Burdeos, como Margaux, Giscours y Latour.

Evazio

, una pequeña empresa local, ofrece una excursión en bicicleta de 6 días para ciclistas independientes que deseen hacer el recorrido con un libro de ruta detallado. Cada día se recorren entre 50 y 60 kilómetros y se reserva el alojamiento con antelación en hoteles boutique y Bed & Breakfasts.

Médoc fluyendo hacia el océano
Viñedos alrededor de Saint-Émilion

Excursiones en bicicleta alrededor de Saint-Émilion

Saint-Émilion se encuentra aproximadamente a 40 kilómetros al noreste de Burdeos (se llega en tren) y es sin duda el pueblo más hermoso de esta región vinícola. El centro medieval de este pueblo vinícola cuenta con un encantador laberinto de callejuelas, puertas, patios, casas elegantes, impresionantes iglesias y otros monumentos. El vino ocupa un lugar preferente en todas las tiendas, restaurantes y en el Maison du Vin, un museo interactivo del vino. Saint-Émilion está situado en una ladera con unas fabulosas vistas a los viñedos colindantes que producen el DOC Saint-Émilion. Esta ciudad es el punto de partida perfecto para una excursión en bicicleta de 2 o 3 horas por la región. La

Oficina de turismo

ofrece cinco tipos de excursiones en bicicleta, de 10 a 21 kilómetros de duración. Puede descargarse la información de la página web o coger una copia impresa en la propia oficina. La ruta más fotogénica es la denominada "Entre Vigne et Dordogne", que ofrece no solo espectaculares vistas de las viñas y castillos, sino también del río Dordoña.

Pueblo vinícola con encanto medieval

Restaurante de Saint-Émilion

Tras regresar de un paseo en bicicleta alrededor de Saint-Émilion, puede ser difícil elegir entre los muchos restaurantes con encanto en esta famosa villa vinícola. Les Délices du Roy es una apuesta segura. Grandes barricas de vino sirven de mesa. Sin embargo, no se deje llevar por la apariencia: la cocina es altamente sofisticada. El menú se compone de deliciosos platos a base de pato (desde pechuga de pato a hamburguesa de alta cocina), regados, por supuesto, de los mejores vinos de la región.

El encantador centro de Saint-Émilion

Créditos de fotos

  • Smith Haut Lafitte en Graves: Megan Cole