KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Diseño danés: sencillo y elegante

Con buena razón, los daneses están orgullosos de su producto de exportación más famoso: el diseño danés. Líneas limpias y formas sencillas crean figuras veneradas por su sencillez y por la elegancia que de ellas se desprende. La reputación mundial de Dinamarca en el campo del diseño se debe en gran parte al principio que «la forma sigue a la función».

Todo empezó en los años 50. Los diseñadores daneses unieron sencillez y funcionalidad con diversas tecnologías novedosas que permitían la producción a gran escala. Desde muebles y cubiertos hasta bicicletas y dispositivos electrónicos, las atemporales creaciones danesas ganaron una popularidad enorme. Décadas después, iconos como las sillas The Egg™ (El huevo), The Swan™ (El cisne) de Arne Jacobsen y la Artichoke Lamp™ (Lámpara alcachofa) de Poul Henningsen aún se siguen fabricando. Un paseo por la elegante capital del país, Copenhague, la cuna del diseño danés, nos desvela rápidamente magníficos diseños en lugares sorprendentes.

La famosa silla The Egg™ de Arne Jacobsen
La famosa silla The Egg™ de Arne Jacobsen

Copenhague

La innovación danesa a pie

Tívoli es un fantástico lugar para empezar a explorar Copenhague. Este alegre parque temático para grandes y pequeños tiene montañas rusas de madera y coloridos carruseles para los pequeños y el legado de Poul Henningsen para los entendidos en diseño. Este arquitecto y diseñador pionero instaló dos mil linternas alrededor del lago de Tívoli, que giran en torno a su eje mediante pequeños motores.

Detrás del Tívoli se encuentra el Radisson Blu Royal Hotel, considerado el primer hotel de diseño del mundo. La mano de Arne Jacobsen, uno de los creadores del diseño danés, se nota tanto en el interior como en el exterior del edificio. Para este hotel diseñó sus archiconocidas sillas The Egg™ and The Swan™. La habitación 606 se ha conservado en su estado original en homenaje al artista. Aquéllos que prefieran pasar sólo una tarde inmersos en el mundo Jacobsen, pueden tomar algo en el elegante bar del hotel.

Bredgade es la calle de diseño predilecta de Copenhague. En esta calle abundan las acogedoras tiendas de antigüedades especializadas en las creaciones de diseñadores daneses como Georg Jensen o Hans Wegner. Bredgade es también la calle de la afamada casa de subastas de Bruun Rasmussen y del Museo del Diseño. En este museo se exponen objetos industriales procedentes de todo el mundo, entre los cuales se encuentran también obras de los daneses Kaare Klint, Poul Henningsen y Arne Jacobsen. Fíjese en las lámparas de la cafetería del museo: son réplicas de la clásica Fruit Lamp de Klint.

+ Leer más

Parque Legoland cerca de Billund

Las piezas de la diversión

Las coloridas piezas de LEGO son otro invento danés. Hoy día se encuentran en todas partes, pero tienen su origen en el pequeño pueblo de Billund, donde un carpintero fabricaba unos simples bloques de madera que vendía como juguetes como fuente de ingresos adicionales. Los llamó LEGO, contracción de la expresión danesa leg godt («juega bien»). Rápidamente, ganaron popularidad. Cerca de Billund, se encuentra el parque temático Legoland, con montañas rusas y maravillosas construcciones de LEGO.

La moderna Ópera

La Ópera vanguardista

En el barrio de Holmen, cruzando el lago del complejo del Palacio de Amalienborg, encontramos la Ópera de Copenhague. La creación de esta obra de arte fue un hueso duro a roer para el arquitecto danés Henning Larsen. Hoy, sin embargo, la ópera es considerada una de las más modernas del mundo. Se buscaba un diseño innovador, duradero y poco costoso de mantener. Su limpio contorno, de vidrio, piedra caliza y metal, hace de este edificio un exponente atemporal del diseño danés. Además, su ubicación sobre el agua no tiene parangón.