KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Descubra la ciudad medieval de Trakai

Da la sensación de que, en cualquier momento, una princesa va a abrir una ventana y dejar caer su rubia cabellera hacia fuera. El castillo de Trakai parece sacado de un cuento de hadas. El resto de la ciudad medieval también enciende la imaginación. Trakai está solo a una hora y media en coche de Vilna y es una excursión perfecta para pasar el día.

Resulta difícil de creer hoy, pero este encantador pueblecito fue en su momento la capital del gran ducado de Lituania. El castillo de cuento de hadas situado en el agua era el centro del poder. Por ello, Trakai posee una gran importancia histórica. Sin embargo, no solo hay cultura en estos parajes; los preciosos alrededores de Trakai también atraen a muchos visitantes. Podrá disfrutar de un magnífico paseo por los bosques y colinas, navegar hasta hartarse por los lagos de los alrededores, o incluso darse un agradable chapuzón.

Castillo de Trakai: fortaleza de cuento de hadas
Castillo de Trakai: fortaleza de cuento de hadas

Vilnius

Castillo en una isla

La ciudad de Trakai está rodeada por agua en tres de sus costados: el lago Totoriškiø al oeste, el lago Luka al este, y el lago Galvé, con sus 21 islas, al norte. La ubicación estratégica de la península ha atraído a numerosos pueblos a lo largo de los siglos. Sin embargo, sus habitantes más importantes fueron los grandes duques, que llevaron las riendas del poder en la Edad Media. En el siglo XIV, el gran duque Gediminas convirtió a Trakai en la capital de Lituania y sus sucesores construyeron el famoso castillo gótico, como sede de su poder.

El castillo es, con mucho, la atracción más popular de Trakai. También se puede visitar el museo de historia y cultura lituanas dentro de los gruesos muros de la fortaleza. En el jardín interior del castillo se celebran conciertos y festivales nacionales, como el Festival Medieval de Trakai cada mes de junio. Es posible llegar a esta impresionante estructura, con sus torres rojas, a través de dos puentes peatonales, en barca o en canoa.

Los gruesos muros del castillo rodean el fuerte

Los caraítas

No solo la arquitectura de Trakai cuenta con una larga y colorida historia, también sus gentes. Trakai es famosa por los caraítas, cuyo origen se remonta a los judíos turcos que se trasladaron de Mesopotamia a Crimea hace cientos de años. En el siglo XIV, llegaron a Trakai por invitación del gran duque Vytautas, que eligió a sus guardaespaldas de esta minoría étnica. Aún viven en Trakai varias familias caraítas y es posible encontrar huellas de su cultura por la ciudad, como la Kenesa, el lugar de culto tradicional de los caraítas. También podrá visitar el restaurante Kybynlar para probar las delicias tradicionales caraítas.