KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Come, reza, compra en Little India

El enclave indio en el barrio de Brickfields no es solamente un deleite para la vista, sino para todos los sentidos. Las calles y callejuelas despiden un aroma fragante a sándalo, especias, y guirnaldas de jazmín y flores de loto. Muchos puestos de comida sirven platos típicos del sur de la India y Sri Lanka. También hay preciosos templos llenado de dioses hindúes. Come, reza, compra en Little India, el barrio más colorido de Kuala Lumpur.

El nombre de Brickfields (campos de ladrillo) es una referencia al pasado cuando se fabricaban en este barrio los ladrillos para reconstruir Kuala Lumpur. La ciudad, originalmente construida en madera, sucumbió a las llamas durante un gran incendio en 1881, y desde entonces fue obligatorio construir con ladrillo. Bajo el reinado británico, en este distrito también se encontraban las cocheras. Los británicos trajeron a los empleados del ferrocarril procedentes del sur de India que trabajaban aquí, y muchos se instalaron en el área alrededor de las cocheras convirtiéndose más adelante en ciudadanos malayos.

Un plato de curry sobre hoja de banana

Cambie el plato por la hoja de banana

Existe una gran variedad de comida en Little India. Los populares restaurantes de ‘hoja de banana’ están por todas partes; en ellos el plato principal se sirve sobre una hoja de banana. El menú incluye deliciosos platos con curry y opciones estupendas para vegetarianos. Otros snacks exquisitos son ‘el vadai’ (un sabroso snack frito) y ‘saltamontes’ (fideos de harina de arroz al vapor) –cada puesto tiene su propia especialidad.

Santuario hindú

Al igual que la India, Little India en Kuala Lumpur acoge diferentes credos y lugares de culto. Hay iglesias, mezquitas, templos hindúes y santuarios budistas uno al lado del otro. El edificio más colorido es el gigantesto templo Sri Kandaswamy, un ejemplo destacado de la arquitectura tamil (de Tamil Nadu: estado del sur de la India). Este templo nos recuerda que los primeros inmigrantes en su mayoría eran naturales del sur de la India y Sri Lanka. Este templo centenario es el centro activo de muchos festivales y ceremonias religiosas.

El templo Sri Kandaswamy en Jalan Scott
Preciosos saris en Jalan Tun Sambanthan

En busca del azafrán

La calle comercial más importante en Little India es Jalan Tun Sambanthan. Aquí pueden encontrar muchas tiendas pequeñas a rebosar con montañas de saris y telas. Pese a que el azafrán se suele vender solo en pequeñas raciones, aquí se vende en sacos, como el comino y la canela. Si desea comprar productos modernos, diríjase a KL Sentral, el nuevo núcleo comercial en Brickfields. El centro se encuentra en un antiguo playa de maniobras.

Créditos de fotos

  • El templo Sri Kandaswamy en Jalan Scott: Graeme Maclean, Flickr
  • Preciosos saris en Jalan Tun Sambanthan: Thomas van Ardenne, Flickr