KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Escapada a Punta Reyes

Si coge el coche y cruza el puente Golden Gate, descubrirá un paisaje completamente diferente. Escarpados acantilados, preciosas praderas y una gran variedad de vida salvaje: bienvenido al Costa Nacional de Point Reyes, un lugar lleno de innumerables rutas para hacer senderismo y montar en bicicleta, además de 130 kilómetros de costa para disfrutar de la fresca brisa marina. Y todo esto a un tiro de piedra de la ciudad.

El presidente John F. Kennedy declaró Costa Nacional de Point Reyes en 1962. Además de su belleza natural, el parque también posee una gran importancia histórica. Hace unos 5.000 años habitaban aquí los indios Miwok de la costa. Se cree que el explorador inglés Sir Francis Drake desembarcó aquí en 1579 y colocó Punta Reyes en el mapa.

Faro en la niebla

Punta Reyes es conocido por ser uno de los lugares con más niebla de Estados Unidos. Durante el verano, la niebla es tan espesa que no es posible ver a más de unos metros de distancia, por eso hay un faro. Durante más de un siglo, el faro proyectó su luz sobre las olas, pero fue sustituido por una iluminación automatizada en 1975. El antiguo faro es ahora una de las principales atracciones en Punta Reyes. 310 escalones le conducen a un afloramiento rocoso, que es el punto más septentrional del parque. Durante los meses de abril, mayo y junio, es el lugar perfecto para divisar ballenas que migran hacia el norte por toda la costa.

El faro de Punta Reyes
Manada de alces de tule en Punta Tomales

Un alce poco común

Una parte especial del parque es la reserva de alces de tule en Punta Tamales, donde deambula una enorme manada de alces de tule poco comunes. Esta especie estuvo a punto de extinguirse a finales del siglo XIX. En 1978, se liberó una pequeña manada en Punta Tomales y después, los alces se multiplicaron rápidamente. Actualmente hay 450 ejemplares en el Costa Nacional de Point Reyes. Julio, agosto y septiembre son los meses del apareamiento, cuando los voluntarios informan a los curiosos visitantes sobre los alces y sus costumbres.

La costa de Punta Reyes

Cascadas y pozas

Con el viento siempre presente y temperaturas del agua que raramente suben de los 10º C, no es recomendable darse un chapuzón aquí. Es mejor que se centre en la naturaleza, ya que la costa ofrece unos paisajes asombrosamente bellos. Cada playa tiene sus peculiaridades. En la playa Wildcat, por ejemplo, hay dos cascadas que descienden desde el acantilado directamente sobre el mar, y la playa Palomarin cuenta con multitud de pozas para explorar cuando hay marea baja, llenas de estrellas de mar de todos los colores. ¡Un paseo por la playa de lo más entretenido!

Cascadas Alamere en la playa Wildcat