KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Descubra el parque Daan Viljoen

Muy pocas ciudades del mundo se encuentran a 30 minutos de distancia de una reserva natural, y Windhoek es una de ellas. A un paso se encuentra el parque Daan Viljoen, donde encontrará cebras, jirafas, antílopes y más de 200 especies diferentes de aves. Aquí no encontrará ningún depredador. La ventaja es que los visitantes pueden hacer la visita por su cuenta.

El parque Daan Viljoen se extiende a lo largo de más de 50 kilómetros cuadrados, y se halla entre las colinas al oeste de Windhoek. Ubicado sobre la ciudad, la temperatura del parque es ligeramente más baja que la de la ciudad, por lo que se trata de un estupendo refugio durante los cálidos meses estivales. Los senderistas pueden elegir su propio camino de entre 3 rutas diferentes. La maleza, relativamente baja, ofrece una gran visibilidad y hace que sus posibilidades de avistar animales salvajes aumenten significativamente.

Parque Daan Viljoen, Namibia
Parque Daan Viljoen, Namibia

Windhoek

Wag-‘n-bietjie

La vegetación más característica del parque se llama «Wag-‘n-bietjie». Este singular nombre, que parece sacado de un trabalenguas, deriva de los grandes pinchos de estos arbustos locales que se enganchan fácilmente. Cuando eso sucede, tiene que dedicar un minuto para desengancharse, lo que se traduce en la expresión africana «Wag-‘n-bietjie». Uno de los senderos del parque recibe el nombre de este arbusto singular, que conduce al embalse Stengel a través de un cauce del río seco. El sendero, de tres kilómetros, es perfecto para una jornada de senderismo sencilla.

Jirafas entre las malezas

Rooibos Route & Sweet Thorn

Aquellos senderistas que deseen un poco más de acción pueden elegir entre dos rutas: la Rooibos Route, de 9 kilómetros, le conducirá al punto más alto de la región. A medida que asciende la montaña de 1.763 metros de alto, disfrutará de las magníficas vistas de Windhoek. La ruta Sweet Thorn, de más de 30 kilómetros, abarca tres veces el terreno. Como esta ruta no se puede realizar en un solo día, los senderistas suelen pasar la noche en una cabaña rústica del parque. Levantarse con los animales del parque es una experiencia inolvidable.