KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Famoso museo lleno de sorpresas

No muchos museos pueden presumir de exponer un avión de la Segunda Guerra Mundial entre animales disecados y obras de arte internacionales. Sin embargo, todo es posible en la Galería de Arte Kelvingrove, uno de los museos más bellos del Reino Unido. Además de su famosa colección de cuadros y su impresionante departamento de historia natural, el museo está lleno de divertidas curiosidades. ¿Y quién es exactamente Sir Roger?

Desde su inauguración en 1901, el Museo y Galería de Arte Kelvingrove es el museo más visitado de Escocia. Los visitantes acuden a conocer la espectacular y diversa colección de arte del museo, con más de 8.000 piezas expuestas en 22 salas. Solo el edificio del siglo XIX, situado en el precioso parque Kelvingrove, impresiona por sí solo. El exterior de gres rojo está construido en un inconfundible estilo barroco español, con torres ornamentadas en el tejado.

Maestros franceses y neerlandeses

El cuadro más famoso de la Galería de Arte Kelvingrove es el Cristo de San Juan de la Cruz, de Salvador Dalí. Las salas de maestros neerlandeses y franceses también atraen a multitud de visitantes. La colección incluye obras de Rembrandt y Jozef Israëls, mientras que la sala francesa expone obras de pintores impresionistas como Monet, Renoir y Pissarro. Una de las obras de Van Gogh ha generado controversia durante años: su cuadro del marchante de arte pelirrojo de Glasgow, Alexander Reid, fue confundido inicialmente por un autorretrato. Pero la familia Reid confirmó que el escocés y Van Gogh compartieron un apartamento en París hacia 1880.

Silueta de las torres barrocas

Héroes, animales y armas de Escocia

La Galería de Arte Kelvingrove no solo expone las obras de artistas extranjeros, sino también la historia del arte escocés. La sala con muebles del arquitecto Charles Rennie Mackintosh da vida al estilo de Glasgow (la versión escocesa del Art Nouveau). La sala contigua muestra obras de los Glasgow Boys, un famoso colectivo de pintores de los años 1880 y 1890.


Lo bueno del museo Kelvingrove es que solo hay que cruzar el vestíbulo central para entrar en un universo totalmente diferente. Dentro del ala oeste del edificio, los visitantes se encuentran cara a cara con animales disecados, procedentes de la colección de historia natural del museo. Un canguro y un guepardo comparten espacio con una jirafa de tamaño real. Los visitantes también pueden admirar los colmillos de elefante que David Livingstone trajo de África. No obstante, lo mejor de esta sección es, sin duda, Sir Roger, el elefante asiático disecado que vivió en el zoo de Glasgow hasta 1900. Más de un millón de visitantes acuden a contemplarlo cada año.


Un Spitfire de la Segunda Guerra Mundial perfectamente restaurado sobrevuela este conjunto multicolor de animales, mientras que la sala de exposiciones contigua muestra piezas del Antiguo Egipto, como un sarcófago de la 12ª dinastía. ¡Y eso no es todo! El museo también presenta una colección de armas medievales y una exposición de abejas para niños, con una colmena de verdad. Es fácil pasar medio día en la Galería de Arte Kelvingrove. Y lo que es aún mejor: la entrada es gratuita, como en todos los museos nacionales del Reino Unido.

Ashton Lane

Almuerzo en The Ubiquitous Chip

Si busca un lugar agradable para almorzar o cenar después de visitar el museo, no se pierda The Ubiquitous Chip, situado en la animada calle de Ashton Lane, justo detrás del parque Kelvingrove. Este popular y atractivo establecimiento lleva 40 años sirviendo comida escocesa con un toque contemporáneo. Ofrece 2 menús: un menú gourmet en el restaurante y otro más sencillo en la barra y en la terraza superior. Esta terraza es el lugar perfecto para probar la típica morcilla escocesa acompañada de salsa de manzana tipo chutney.

+ Leer más

Ver en el mapa

12 Ashton Lane, Glasgow, Lanarkshire G12 8SJ

Créditos de fotos

  • Ashton Lane: DrimaFilm, Shutterstock