KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Siguiendo los pasos de Nelson Mandela

La prisión de la isla Robben es uno de los vestigios más conocidos del régimen africano del apartheid. La isla se hizo famosa en todo el mundo después de que Nelson Mandela estuviera prisionero allí durante 18 años.

La isla Robben debe su nombre a las muchas focas que encontraron allí los colonos holandeses. Ya en 1652, la isla fue utilizada por la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales como prisión para los marineros rebeldes. Las fuertes corrientes y el agua como el hielo hacen que la isla Robben sea un lugar completamente seguro. En los casi 400 años en los que la isla ejerció las funciones de cárcel, tan sólo 3 prisioneros consiguieron escapar y alcanzar el continente con vida.

Vista de la Montaña de la Mesa desde la isla Robben

Condenados a prisión en la isla Robben

Debido a su ubicación aislada, desde 1846 hasta 1931 la isla Robben fue un hospital para los enfermos y las personas con problemas psicológicos, y más tarde se convirtió en la mayor leprosería del Cabo. Durante la Segunda Guerra Mundial la isla se convirtió en una base militar, y en 1959 pasó a ser  la principal prisión de máxima seguridad del régimen del apartheid de Sudáfrica.
Nelson Mandela llegó a la isla Robben en 1964, tras ser acusado de organizar una guerra de guerrillas contra el régimen del apartheid. Durante su encarcelamiento, Mandela tuvo que trabajar a menudo en la cantera de cal de la isla; la luz cegadora y el fino polvo de cal blanca un daño ocular permanente. Los prisioneros utilizaban su tiempo en la mina para hablar sobre política e intercambiar información.
Mandela quería animar a sus compañeros de prisión a que siguieran desarrollándose. Organizaban con frecuencia charlas secretas sobre varios temas. Los prisioneros también denominaban a la isla la Universidad de la isla Robben, y posteriormente la llamaron Universidad Nelson Mandela. En 1982, después de pasar 18 años encarcelado en la isla Robben, Mandela fue trasladado a la prisión de Pollsmoor, en Ciudad del Cabo.

La antigua prisión de Nelson Mandela

Visitas guiadas por prisioneros

La isla Robben se convirtió en museo en 1997, y está abierta al público. Cuatro veces al día sale un barco desde Nelson Mandela Gateway hasta la isla, donde un autobús turístico lleva a los visitantes a los lugares más importantes. Por el camino, los guías ofrecen explicaciones sobre la historia, los habitantes y el entorno natural de la isla. Naturalmente, la atracción principal es el complejo de celdas. La visita guida de la isla se realiza por antiguos reclusos, muchos de los cuales coincidieroncon Mandela.

Barco en el muelle de la isla Robben