KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

La Ciudad Prohibida

Los chinos consideraban la Ciudad Prohibida el centro del universo, ¡y con motivos suficientes! Mientras Europa seguía estancada en la Edad Media, Pekín vio nacer un gran complejo palaciego con miles de alcobas, salas y salones. La Ciudad Imperial no estaba solamente prohibida a los plebeyos, también les era invisible, oculta tras grandes muros de 8 metros de ancho y 10 metros de alto.

El emperador Ming Yongle ordenó la construcción de la Ciudad Prohibida a principios del siglo XV. Según la leyenda, más de 1.000.000 de personas trabajaron en su construcción. Tras el reinado del emperador Yongle, la ciudad albergó a más de 23 emperadores a lo largo de cinco siglos. Gracias en parte a la película “El último emperador”, que fue la primera película que se permitió rodar dentro del recinto, el edificio actualmente es famoso en todo el mundo. Sobre la puerta de la Plaza de Tiananmen se encuentra un gran retrato de Mao Zedung. La Plaza está separada de la Ciudad Prohibida por la Puerta de la Paz Celestial.

La Ciudad Prohibida, cerrada durante 5 siglos
La Ciudad Prohibida, cerrada durante 5 siglos

Pekin

La joya de la corona

A aquellos que deseen visitar la Ciudad Prohibida les parecerá increíble que algo tan grandioso permaneciese oculto durante cinco siglos. Actualmente, el complejo está recuperando el tiempo perdido, y el mundo secreto de emperadores, harenes y eunucos es visitado por unas 40.000 personas al día. Sin embargo, se conserva la magnificencia de la Ciudad Prohibida: desde 1987 fue incluido en la Lista de Patrimonio Mundial, y se conserva como tal. Siempre hay alguna parte en proceso de construcción o restauración.

Tardará por lo menos un día entero en admirar la riqueza de salones, galerías, plazas y palacios. Aunque solo sea para obtener una impresión general, le recomendamos que dedique unas cuantas horas a la visita. Su paciencia y energía serán recompensadas. Si hacemos caso a los nombres, el placer será interminable. Tras la entrada, se encontrará en el Salón de la Armonía Suprema, a continuación en la Puerta de la Pureza Celestial, el Palacio de la Tranquilidad Terrenal, el Salón de la Unión, entre otros. Aquellos osados que deseen ver toda la ciudad podrán admirar también el Jardín Imperial, por el que accederán a más palacios a ambos lados. Esta parte de la Ciudad Prohibida, que a menudo pasa desapercibida, es un gran lugar donde deambular entre galerías, puertas y patios.

+ Leer más

Ver ubicación en el mapa

Jingshanqian Street 4, Distrito Dongcheng , Pekín

La entrada norte, desde Jingshan

Parque Jingshan

Tras atravesar la Puerta del Poder Divino, en la entrada norte de la Ciudad Prohibida, se encuentra el Parque Jingshan. Esta colina artificial se creó a partir de la tierra excavada para construir el foso de 52 metros de ancho y 6 de profundidad que se encuentra en torno a la Ciudad Prohibida. Es un gran lugar donde admirar los tejados de la ciudad, desde pabellones con nombres como Bella Vista y Fragancia Acumulada.

El Pabellón Guanmiao en el Parque Jingshan