KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Fort Worth: La auténtica Texas

Vaqueros, ganado y salones: situado a tan solo 30 minutos en coche al oeste de Dallas, Fort Worth es todo lo que cabría imaginar de Texas. En el siglo XIX, Fort Worth Stockyards -un enorme mercado de ganado- se celebraba en el mismísimo centro de la ciudad. Hace tiempo que las vacas se han marchado, pero el área todavía prospera. El vecindario con sus tradicionales almacenes y mercados sigue siendo un destino popular tanto entre los turistas como entre los lugareños.

En 1976, Stockyards -literalmente corrales- se convirtió en un distrito histórico. Actualmente, los 46 edificios originales albergan en su mayoría actividades de ocio y centros comerciales con un toque del Lejano Oeste. Además de los bares y las discotecas también encontrará un "opry" (un escenario de música country) y un rodeo. Fort Worth luce con honor su imagen de "Ciudad vaquera".

Una vieja estación de tren en Fort Worth

Mercado de ganado en Fort Worth

En el siglo XIX, Fort Worth era la última parada donde los vaqueros podían descansar y reponer suministros antes de entrar en el hostil territorio indio. Con el tiempo, el comercio de ganado creció y se convirtió en la principal actividad económica: solamente entre 1866 y 1890 se vendieron cuatro millones de vacas aquí. Fort Worth se hizo famosa por su sobrenombre "Cowtown" (Ciudad vaquera). A la estela del boyante comercio se desarrolló una animada vida nocturna: Hell’s Half Acre, un distrito de ocio turbulento, que pronto se ganó la fama en todo el Lejano Oeste.

Los días de gloria de Stockyards llegaron con la inauguración de la red ferroviaria en 1876. Fort Worth reunía la mayor actividad de mercado de ganado americano y el número de cabezas transportadas por tren aumentó enormemente. Sin embargo, con el asfaltado de las carreteras y la expansión del sistema de autopistas, pronto fueron reemplazados por los camiones, que ofrecían una alternativa más flexible y barata a los trenes. Este fue el principio del fin de Stockyards. En 1976, Fort Worth Stockyards fue declarado Distrito Histórico Nacional para conservar esta área especial. En la actualidad, es uno de los destinos más populares de excursión desde Dallas.

Vacas Longhorn

El museo de Stockyards

El original edificio de mercado de ganado Livestock Exchange, que data de 1902, se sitúa en el corazón del distrito de Stockyards. En la actualidad alberga el museo Stockyards que revive la ilustre historia de Fort Worth. Las exposiciones incluyen artículos de uso cotidiano utilizados por los vaqueros, antiguas sillas de montar, así como objetos de la industria cárnica de aquellos días. Otra exposición interesante cuenta la historia de las diferentes tribus indígenas que entonces habitaban esta región.

El edificio Livestock Exchange

Créditos de fotos

  • Vacas Longhorn: Jeremy Wilbrun, Flickr
  • El edificio Livestock Exchange: Nicolas Henderson, Flickr