KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Gdansk: cultura, comercios y playa

Gdansk ha surgido como un nuevo destino de escapada urbana, y no es de sorprender para los que conocen todo lo que esta localidad portuaria polaca tiene por ofrecer. Calles comerciales llenas de ambiente, acogedores restaurantes, modernas cafeterías y una animada vida de playa. Sin embargo, la principal atracción es el hermoso casco urbano, repleto de monumentos de la época en que Gdansk era considerada como una de las ciudades hanseáticas de mayor riqueza del Mar Báltico.

¿Los campanarios de Ámsterdam en Polonia? En las numerosas casas mercantes barrocas puede apreciarse que Gdansk tenía estrechos vínculos comerciales con los Países Bajos. Este pasado lleno de historia dio como resultado un pintoresco casco urbano, renovado tras la Segunda Guerra Mundial de tal forma que algunas partes de Gdansk pueden parecer un escenario cinematográfico. Por esa razón, la ciudad es considerada como un destino altamente apreciado entre la población polaca para realizar una escapada de fin de semana y saborear la cultura, irse de compras o disfrutar del mar. Porque Sopot, a una media hora del centro, cuenta con una hermosa playa de arena.

Ciudad hanseática con un pasado lleno de historia
Ciudad hanseática con un pasado lleno de historia

Gdansk

La Ruta Real y la Iglesia de Santa María

El corazón histórico de Gdansk se encuentra formado por el Mercado Largo (Długi Targ) y la Calle Larga (Ulica Długa), junto con la llamada «Ruta Real». En la plaza del mercado de gran tamaño se encuentra el ayuntamiento y la fuente de Neptuno. No muy lejos se encuentra la Basílica de Santa María, en la que las torres del reloj cuadradas coronan la ciudad desde una impresionante altura. Se trata de la iglesia hecha de ladrillo más grande del mundo, y cuenta con espacio para más de 25 000 visitantes. El interior es impresionante y las torres del reloj ofrecen magníficas vistas sobre la ciudad.

La Iglesia de Santa María es el punto más elevado
La fuente de Neptuno
La romántica calle Ulica Mariacka

Calle Mariackastraat y ámbar

El lugar más hermoso de Gdansk es sin ninguna duda la calle Ulica Mariacka, una pequeña callejuela con adoquines, antiguas farolas y elegantes fachadas. Entre las escaleras de las casas mercantes barrocas encontrará cafeterías, terrazas y pequeñas tiendas que cuentan en su mayoría con adornos de ámbar. Un famoso producto local: a esta resina fósil de color marrón o amarillo, se la denomina el «oro» del Mar Báltico. Al final de la calle, la puerta de Santa María del siglo XV conduce al río y al antiguo puerto.

Los muelles del Motlawa

En la ribera del río Motlawa, cuyas aguas fluyen en el mar Báltico de la zona norte de Gdansk, se encuentran antiguos almacenes, así como una imponente grúa medieval negra. Esta «Brama Zuraw» fue construida en el siglo XV con tanto ingenio que la grúa podía levantar 2000 kilos de una embarcación de una sola vez. En la parte trasera del puerto se encuentra en la actualidad la entrada del Museo Marítimo.


Los muelles del río albergan numerosas terrazas, marisquerías y tabernas, como el almacén del siglo XVII de Brovarnia: aquí la cerveza se elabora in situ. También podrá degustar en numerosos establecimientos los pierogi, la típica pasta rellena polaca.

Almacenes, terrazas y la Brama Zuraw