KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Gulangyu: la isla de la música

China es famosa por la Gran Muralla y sus increíbles ciudades. Sin embargo, sus islas son bastante menos conocidas. Merece la pena explorarlas, como apreciará a su llegada a Gulangyu, frente a las costas de Xiamen. En esta isla no hay coches, pero sí mansiones coloniales y playas de arena. Un trayecto en ferri de 10 minutos le aleja completamente del bullicio de la ciudad.

Xiamen consta de una parte continental y una isla del mismo nombre. Los marineros portugueses, británicos, franceses y holandeses llegaron hace muchos siglos a Xiamen y a la cercana isla de Gulangyu. A pesar del fracaso de sus esfuerzos por establecer puertos en ese lugar, sí construyeron mansiones, consulados, escuelas e iglesias, que aún persisten. Esta historia puede apreciarse especialmente en Gulangyu. Como no hay coches en la isla, los peatones pueden aprovechar al máximo los casi 2 kilómetros playas y herencia arquitectónica de la isla.

Preciosas playas de Gulangyu

Fina arena, palmeras y una temperatura media de 21º Celsius forman el encanto de las playas de Gulangyu. Un sinuoso camino por la costa une todas las playas. Las de la zona sur son más populares, mientras que las del norte están menos concurridas. El camino que recorre la isla pasa por la roca Sunlight, de 93 metros de altura, que ofrece unas preciosas vistas de Gulangyu y Xiamen.

Vista de la roca Sunlight

“El hotel boutique Lee Inn y su jardín cerrado emanan historia”

Alojarse en una casa colonial

Dado que no hay muchos hoteles en Gulangyu, la mayoría de los visitantes cogen el ferri por la noche para volver a Xiamen. Los hoteles con los que cuenta la isla suelen ser mansiones de la época colonial, como el Lee Inn & Coffee House. Situado en un edificio de 100 años de antigüedad con columnatas y 17 habitaciones, este hotel boutique está ubicado en un jardín cerrado y emana historia. Gruesas cortinas adornan las ventanas de las habitaciones; algunas de ellas incluso tienen bañera con patas.

+ Leer más

Ver en el mapa

Lee Inn & Coffee House on Gulangyu, No.38-40 Zhangzhou Road, Gulangyu, Siming District, Xiamen 361002

Maravilloso silencio y música de piano

En la multitud de caminos que cruzan la isla aún puede toparse con viejos carritos ambulantes. Entre las casas hay ropa tendida y farolillos colgados. Gulangyu disfruta de un silencio muy poco habitual en los pueblos chinos. Sin embargo, la música de piano sí inunda en ocasiones las calles de la isla. A principios del siglo pasado, los europeos abrieron los primeros conservatorios y cientos de isleños han aprendido piano desde entonces. En Gulangyu también se encuentra el único museo del piano de China. Por todo ello, la isla es conocida con el sobrenombre de "Isla del Piano".

+ Leer más

Calles de Gulangyu

Ver en el mapa

Gulangyu Piano Museum, No. 45 Huang Yan Road, Gulangyu, China