KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

En el aire a medio kilómetro

Desde 1976, la CN Tower de 553 metros de alto se ha alzado solitaria y magnífica en el horizonte de Toronto. Es el edificio independiente más alto del hemisferio occidental. La torre desempeña un papel importante en las telecomunicaciones de la ciudad y también desempeña una función simbólica: un ejemplo del orgullo canadiense.

La "Maravilla del mundo canadiense", como también se conoce a la torre, recibe dos millones de visitantes al año. La torre cuenta con cafeterías, restaurantes y un cine en 3D. Las vistas de la ciudad son, por supuesto, la mayor atracción, pero por si eso no fuese suficiente puede vivir una fuerte dosis de adrenalina realizando un paseo sin manos por una angosta pasarela a 356 metros del suelo.

Suelos de cristal

Ascensores especiales con suelo de cristal elevan a los visitantes hasta la azotea de la torre en tan solo 58 segundos. Si esto no le ha dado suficiente miedo a las alturas, súbase al suelo de cristal y mire hacia abajo a unos impactantes 342 metros de altura. No tenga miedo: puede parecer peligroso pero el suelo de cristal realmente es más resistente que muchos suelos de hormigón. El suelo de cristal puede soportar un peso de 38.556 kilos, el equivalente a 20 hipopótamos, y estos no caben en el ascensor.

Más arriba aún, encontrará el 360 Restaurant, que realiza una rotación completa cada 72 minutos para que todo el mundo disfrute de las vistas. La vista se complementa con una deliciosa comida y una galardonada carta de vinos. Sin embargo, no tiene por qué subir tan alto: también hay mucho que hacer en la base de la torre, donde encontrará tiendas y una cafetería.

La vista a través del suelo de cristal
El reflejo del horizonte sobre el lago Ontario
Una valiente mujer da ejemplo

Al filo

La atracción más novedosa de la torre es EdgeWalk, la pasarela sin manos más alta del mundo. Los fanáticos de la adrenalina se colocan un arnés de seguridad y se enganchan a la torre con cables. Ahora están preparados para caminar por el borde del tejado del 360 Restaurant. La pasarela de metal que rodea la azotea de la torre tiene solo un metro y medio de ancho y se encuentra a una altura de 116 pisos sobre el suelo. Aunque uno esté atado con seguridad, requiere cierto valor asomarse al borde. EdgeWalk está cerrado en invierno y cuando hace mal tiempo, por ejemplo si hay fuertes vientos o se aproximan tormentas.

Créditos de fotos

  • La vista a través del suelo de cristal: Paul Williams, Flickr
  • Una valiente mujer da ejemplo: Beth, Flickr