KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Hemingway estuvo aquí

Ernest Hemingway se enamoró instantáneamente de Cuba cuando llegó por mar a este lugar en 1932 para hacer un viaje de pesca. El ganador de los premios Nobel y Pulitzer deambuló por el mundo, de Chicago y Milán a París y Cayo Oeste, pero no pasó tanto tiempo en ningún lugar como aquí: vivió en Cuba durante casi un cuarto de siglo. Siguiendo la pista de la importación cubana más famosa.

El primer equipo de una película de Hollywood autorizado para rodar en Cuba desde la Revolución de 1959 ha sido el del director Bob Yari. El tema de "Papa", la película biográfica que llegará a los cines en 2015: Ernest Hemingway. Es obvio por qué Yari insistió en rodar aquí: en Cuba se encuentra el hotel en el que se alojó el escritor/periodista, los bares en los que bebió sus mojitos y daiquiris y la casa en la que se estableció y escribió sus obras maestras. Todos estos lugares apenas han cambiado: ningún decorado cinematográfico puede competir con estas localizaciones.

Hotel Ambos Mundos

La primera casa de Hemingway: Hotel Ambos Mundos

Los oscuros pasillos del Hotel Ambos Mundos, inaugurado en 1925, destilan historia. Aquí vivió Hemingway durante siete años en la década de los 30 antes de tener su propia casa en Cuba. Escribió una de sus mejores novelas en la habitación 511: "Por quién doblan las campanas", que, en 1943, se llevó al cine con Gary Cooper e Ingrid Bergman. El bar del hotel, el estanque de las tortugas en el vestíbulo o la antigua caja de los ascensores siguen exactamente igual que en los días de Hemingway, y la cuenta que tenía en el bar está colgada en la pared. La habitación 511 se ha transformado en un museo en miniatura.

+ Leer más

Ver en el mapa

Hotel Ambos Mundos, Calle Obispo 153, La Habana,

www.hotelambosmundos-cuba.com

Los bares preferidos de Hemingway en La Habana

‘Mi mojito en La Bodeguita, mi daiquiri en El Floridita’: el dicho todavía cuelga de la pared de La Bodeguita del Medio, con la letra de Hemingway. El experto en bebida sabía exactamente dónde ir para encontrar el mejor mojito de la ciudad. Le encantaba beberlos en La Bodeguita, un pequeño bar que también visitaban el escritor Gabriel García Márquez y el poeta Pablo Neruda. Para su daiquiri, Hemingway iba a El Floridita. Ambos bares afirman haber inventado los cócteles respectivos.

+ Leer más

La Bodeguita

Ver en el mapa

La Bodeguita del Medio, Calle Empredado, La Habana. El Floridita, Calle Obispo, La Habana.

Mesa de Hemingway

Visitando a Hemingway: Finca Vigía

Martha Gellhorn, tercera mujer de Hemingway, se cansó de vivir en la habitación de un hotel. Por eso, buscó una casa de verdad: Finca Vigía. Hemingway vivió aquí durante 21 años. En esta casa, situada en una colina a 11 kilómetros de La Habana, escribió dos de sus novelas clásicas: "Islas en el golfo" y "El viejo y el mar". Después de que Hemingway dejara Cuba, Fidel Castro, gran admirador del escritor, transformó inmediatamente la casa en un museo.

+ Leer más

Ver en el mapa

Finca Vigía, San Francisco de Paula, La Habana