KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El lujo histórico del edificio Queen Victoria

Los amantes de la arquitectura y de las compras se sentirán fascinados por el edificio Queen Victoria. Este edificio del siglo XIX no solo alberga un gran número de tiendas de lujo, sino que su fachada exterior y su decoración interior conservan el estilo románico y Art Déco. En realidad, es todo un milagro que esta construcción se haya mantenido en pie, ya que hasta la década de 1970 la ciudad se estuvo planteando su demolición.

Si pregunta por el edificio Queen Victoria en el centro de Sídney, hágalo mejor por el «QVB», que es como le llaman allí. Esta edificación ocupa una manzana entera, situada entre los barrios George, Market, York y Druitt. En su interior encontrará una gran variedad de restaurantes, cafeterías, boutiques y tiendas de souvenirs. Asimismo, hay exposiciones y bastantes puntos de interés, así como una colección de retratos de la reina que da el nombre al edificio.

La ilustre historia del QVB

Desde que fuera inaugurado en 1898, el QVB ha sido siempre un punto de actividades. Fue diseñado por el arquitecto municipal George McRae y sustituyó al antiguo mercado que una vez estuvo en ese lugar. El edificio nuevo, de un estilo románico fastuoso, fue construido en honor de la reina Victoria, para celebrar su jubileo de diamante. Ahora, alberga cafeterías, galerías de arte y grandes almacenes. El liderazgo y el entretenimiento se han dado de la mano aquí: el QVB albergó hasta una sala de conciertos más tarde transformada en biblioteca.

En la década de 1930, el edificio fue objeto de una reforma drástica con el fin de albergar el ayuntamiento de Sídney. Después, el interés por conservar el edificio empezó a decaer. Entre 1959 y 1971 se habló incluso de demolerlo. Afortunadamente, no fue necesario. A principios de la década de 1980, se aprobó un exhaustivo proyecto de renovación, y el QVB fue poco a poco recuperando su esplendor de antaño. Abrió sus puertas de nuevo en 1986.

En 2009, se llevó a cabo una transformación en profundidad, acompañada de una reforma adicional de 34 millones de euros. Se procedió a reemplazar o reparar todas las escaleras mecánicas, ascensores, pasamanos y alfombras, y a las paredes se les dio una nueva mano de pintura. Las reformas conservaron el diseño original de George McRae adaptándolas a las necesidades de un paraíso de las compras del siglo XXI.

+ Leer más

Ver en el mapa

455 George Street, Sídney
El reloj en suspensión

Una carta de la reina

Cada uno de los detalles del edificio Queen Victoria ha sido minuciosamente restaurado, incluidos los arcos, pasamanos, vidrieras y suelos de piedra. La escalera del siglo XIX es lo que llamará principalmente su atención. Hay tesoros escondidos en otras partes del edificio. El elemento más cautivante es una carta de la reina Isabel II, dirigida a los habitantes de Sídney. Escrita en 1986, la carta no podrá abrirse hasta 2085, que será cuando el alcalde de la ciudad lea su contenido a sus habitantes.
Vidriera en la caja de la escalera

Créditos de fotos

  • El reloj en suspensión: gary yim, Shutterstock
  • Vidriera en la caja de la escalera: gary yim, Shutterstock