KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El impresionante Inti Raymi

El comienzo del nuevo año solar, el 24 de junio, coincide con uno de los mayores eventos de América del Sur: el espectacular festival Inti Raymi en Perú. En los días de gloria del Imperio Inca, ésta era la celebración más importante del año. La celebración en honor al Dios Sol, Inti, era conmemorada en la ciudad sagrada de Cuzco. Hoy día, como hace cientos de años, el evento retrata el matrimonio eterno entre el sol y los seres humanos.

El Imperio Inca fue en tiempos remotos el mayor imperio del mundo. El sol desempeñaba un papel muy importante en la vida de los incas. Ellos celebraban el año nuevo después del día más corto del año. O sea, el 24 de junio. Este evento al inicio del nuevo año solar también se conoce como el solsticio de invierno. Esta ocasión todavía se celebra con una gran fiesta. Hubo un tiempo en que el Inti Raymi estuvo prohibido. El escritor y actor Faustino Espinoza Navarro, también conocido como el salvador del Inti Raymi, reconstruyó la celebración del modo más realista posible. Desde 1944, este evento anual ha estado atrayendo a multitudes de turistas.

Bailarines llenos de color en el Inti Raymi
Bailarines llenos de color en el Inti Raymi

Cuzco

La ceremonia cuenta con mucha música

Drama durante la procesión

En los días previos a la celebración, Cuzco alberga diversas exposiciones por toda la ciudad y hay actuaciones en la Plaza de Armas, la plaza principal. Pero el verdadero comienzo del festival tiene lugar en Coricancha, el Templo del Sol. El afortunado actor que desempeña el papel de Sapa Inca, el Emperador, ofrecerá su primer tributo a este Día Sagrado y al Dios Sol. Esto sucede en quechua, la lengua de los incas que aún se habla ampliamente en Perú. Entonces, el Sapa Inca se sentará en un impresionante trono de oro y será llevado a través de la Plaza de Armas a las famosas ruinas de Sacsayhuamán, en la cima de una colina que domina la ciudad. Los seguidores de la procesión tocan música, bailan y rezan. Tiran flores y las mujeres barren con escobas los malos espíritus. La historia continúa en las ruinas. Acompañado de tambores, el Sapa Inca, varios sacerdotes y actores disfrazados de serpientes, pumas y cóndores, representan una espectacular obra que dura varias horas.

El Sapa Inca llevado en un trono de oro

Reserve con antelación esta celebración única

¡No es usted el único interesado en visitar el Inti Raymi! Además de cientos de actores, hay miles de turistas y de peruanos que no quieren perderse este evento por nada del mundo. Reserve su estancia en Cuzco con suficiente antelación. También puede reservar un asiento en las ruinas de Sacsayhuamán para disfrutar del fabuloso espectáculo de 5 horas de duración. O busca un lugar en la colina entre decenas de miles de peruanos. El ambiente es fantástico: las multitudes celebrando, una llama de vez en cuando y la deliciosa comida.

El Inti Raymi atrae a un gran número de espectadores