KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

En las nubes en la Montaña de la Mesa

La majestuosa Montaña de la Mesa se eleva por encima del horizonte de Ciudad del Cabo; en 2011, la montaña fue declarada una de las nuevas Siete Maravillas del Mundo. Durante siglos, la montaña ha ejercido una mágica atracción sobre aquellos que desean alcanzar la cima. Antes de la inauguración del veloz teleférico, la subida a la cima resultaba bastante agotadora.

La Montaña de la Mesa recibió ese nombre por su cima plana, que recuerda a una mesa. En 1503, el explorador portugués Antonio de Saldanha escaló hasta la cima y llamó a la montaña Tabao de Cabo, que significa "Mesa del Cabo". La meseta tiene casi tres kilómetros de longitud, y está flanqueada al este por el Pico del Diablo (Devil's Peak) y al oeste por la Cabeza del León (Lion's Head). El punto más alto de la montaña es el Faro McLear (McLear's Beacon), a 1086 metros.

Vista de Ciudad del Cabo y la Montaña de la Mesa.
Vista de Ciudad del Cabo y la Montaña de la Mesa.

Ciudad del Cabo

Ascensión en teleférico

El teleférico lleva rápidamente a los turistas hasta la cima (en menos de 10 minutos), y ya ha transportado a más de 20 millones de visitantes desde su inauguración en 1929. Durante el viaje las cabinas rotan suavemente para que todo el mundo tenga una vista completa. En la cima, le recibirá una magnífica vista de Ciudad del Cabo y del océano. Existen varios senderos que discurren por bellos parajes naturales y otros miradores. Existen visitas guiadas a pie gratuitas todos los días a las 10:00 de la mañana y a mediodía. Estas visitas parten desde la estación del teleférico situada en la montaña. Aunque mucha gente piensa que la subida hasta la cima es demasiado larga y agotadora, la bajada de tres kilómetros es muy popular. En los días de viento fuerte, puede que el teleférico esté cerrado y que caminar sea la única opción para volver a bajar. Los más osados podrán descender más rápido haciendo rapel hasta el pie de la montaña.

Teleférico hasta la Montaña de la Mesa

La hora dorada

La salida y la puesta del sol son los mejores momentos para coger el teleférico y subir a la Montaña de la Mesa. La luz dorada que brilla sobre Ciudad del Cabo es realmente impresionante. En la página web de la Montaña de la Mesa encontrará una tabla mensual donde se recogen los horarios exactos de la salida y la puesta de sol. Recuerde llevar siempre una chaqueta, incluso en los cálidos días de verano, por que puede hacer bastante fresco en lo alto de la montaña.