KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Tras los pasos de los suecos más famosos

Estocolmo ha dado al mundo numerosas personalidades célebres, como el cineasta Ingmar Bergman, la escritora Astrid Lindgren y el músico de ABBA, Benny Andersson. Pero sin duda, los más conocidos de todos son Alfred Nobel, August Strindberg y Greta Garbo. Alcanzaron la fama en sus propios ámbitos y épocas, pero todos dejaron su marca en la capital sueca, donde es posible visitar los lugares por los que se movieron.

Aún siguen en pie los grandes almacenes donde Greta Garbo trabajó como dependienta y donde fue descubierta para realizar su primer papel protagonista y el cementerio donde descansan sus restos es ahora Patrimonio de la Humanidad. Los visitantes pueden alojarse en la habitación roja, del libro homónimo de August Strindberg, en el hotel de diseño más chic de la ciudad y conocer el majestuoso salón de baile donde se conceden los premios Nobel. Siga los pasos de tres famosos suecos.

Tumba de Garbo en el cementerio Skogskyrkogården

Greta Garbo: «Quiero estar sola»

Para visitar el Museo de Greta Garbo, tendrá que desplazarse a Högsby, el lugar de nacimiento de su madre. Sin embargo, hay muchas huellas de la Garbo en Estocolmo. Trabajaba como dependiente en PUB y su primer papel fue precisamente un anuncio para estos grandes almacenes. También participó en una obra en el Teatro Real de Estocolmo. Garbo está enterrada en el cementerio de Skogskyrkogården, incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

+ Leer más

Ver en el mapa

Kungliga Dramatiska Teatern, Nybroplan 111, Estocolmo,

www.dramaten.se

La habitación roja de August Strindberg

August Strindberg no fue el más famoso pero, desde luego, sí el más ilustre de los escritores suecos. Visite el Museo Strindberg, donde se ha conservado su apartamento durante 100 años. La habitación roja, antiguamente un punto de encuentro para intelectuales y el lugar donde se desarrolla la novela más famosa de Strindberg, también sigue intacta y puede visitarse en el hotel de diseño Berns. Sus obras se representan en el diminuto Teatro Intima, que él creó personalmente.

+ Leer más

Escritorio de August Strindberg

Ver en el mapa

Strindbergsmuseet, Drottninggatan 85, Estocolmo,

www.strindbergsmuseet.se
El Salón Dorado del ayuntamiento

El explosivo Estocolmo de Alfred Nobel

El Museo Nobel es pequeño pero sorprendente y deliciosamente moderno. En el Salón Dorado del ayuntamiento de Estocolmo, que puede visitarse con un guía, se celebra todos los años la cena de gala de los Premios Nobel y el menú del restaurante Stadshuskällaren incluye todos los menús de las ceremonias desde 1901 hasta nuestros días. Vinterviken, donde Nobel creó una fábrica de nitroglicerina y producía dinamita, ahora es un parque. Es posible visitar la tumba de Nobel en el Norra Begravningsplatsen (cementerio del norte).

+ Leer más

Ver en el mapa

Nobel Museum, Stortorget 2, Estocolmo,

www.nobelmuseum.se

Créditos de fotos

  • Tumba de Garbo en el cementerio Skogskyrkogården: mertxe ituttioz, Flickr
  • Escritorio de August Strindberg: Martin Pulaski, Flickr
  • El Salón Dorado del ayuntamiento: Emil Stefanov, Flickr