KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Klein Curaçao: viaje de un día al paraíso

Hacer snórkel en las azules aguas entre tortugas y delfines. Buscar conchas en la orilla. Relajarse en una hamaca bajo una palmera. Bucear entre coloridos arrecifes de coral y cuevas submarinas. Comer pescado fresco con los pies en la arena. Pasear por una playa tropical en una isla desierta. ¿Le parece un auténtico sueño hecho realidad? En Klein Curaçao todo el mundo puede jugar a ser Robinson Crusoe.

Un banco de arena llano con un faro desvencijado, unas pocas casas de pescadores, un oxidado pecio y una sencilla playa con algunas hamacas y sombrillas de palapa: a primera vista parece que eso es todo lo que Klein Curaçao puede ofrecer. Sin embargo, esta pequeña isla es un destino muy famoso para hacer una escapada de un día. Para llegar aquí, los visitantes tendrán que soportar el movido viaje de dos horas en barco. ¿Por qué? ‘Klein’, tal y como llaman los locales a la isla, cuenta con una de las playas más impresionantes del Caribe. En ella se encuentran sin duda los sitios de buceo y snórkel más bellos de todo el archipiélago ABC.

Alrededor de la isla en una hora

Klein Curaçao no siempre estuvo desierta. Esta pequeña isla, de dos kilómetros, fue hogar de pescadores, y las cabras pastaban en las praderas cubiertas de hierba. También era un popular lugar de anidación de aves. La minería de fosfatos yermó el suelo, y actualmente solo los bajos arbustos y palmeras crecen aquí.
Las principales atracciones de la isla se encuentran fácilmente: en el centro de la isla se encuentra un faro de un siglo de antigüedad. Suba las escaleras de madera de la escalera de caracol hacia la parte superior. A 20 metros sobre el suelo, disfrutará de fabulosas vistas de la pequeña isla. El edificio está bastante destartalado, así que tenga cuidado al subir las escaleras. También hay algunas tumbas de esclavos que datan de la época de la Compañía Neerlandesa de las Indias Occidentales.
Cerca de la costa de barlovento se encuentra otro tipo de cementerio: es el lugar donde descansa el oxidado petrolero venezolano Maria Bianca Guidesman, que se hundió en la década de los 60. Desde entonces, la Madre Naturaleza ha ido erosionando el barco: actualmente, solamente queda en pie la popa con el puente.
Se tarda una hora en visitar la isla, y después puede aprovechar el resto de tiempo para relajarse en la playa de arena más larga del país.

“La naturaleza ha ido erosionando el petrolero: actualmente solo queda en pie la popa”

Nadar con tortugas y mantas

El principal atractivo de Klein Curaçao no está en la tierra, sino en el mar. De camino a la isla puede que ya haya visto peces voladores y bancos de delfines. Cuando se sumerja en el agua descubrirá los auténticos tesoros que la superficie esconde. Las tranquilas y cristalinas aguas de la playa a sotavento están abarrotadas de tortugas marinas y bancos de mantas rayas como si fuesen naves espaciales. A poca distancia se encuentra un inmaculado arrecife de coral de cerebro, coral cuerno de alce, ondulantes anémonas de mar y esponjas de color amarillo brillante. Hay muchos peces de colores: desde percas de dos colores a erizos, gallo azul, peces mariposa de cuatro ojos. Un pequeño barco le llevará a los mejores puntos.