KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Lago Titicaca, una joya natural y cultural

En la zona alta de los Andes se encuentra el Lago Titicaca, uno de los mayores lagos de Sudamérica. Incluso antes de los Incas, el lago ha desempeñado un importante papel en la vida espiritual de la población local. Visite el lago y disfrute de las espectaculares vistas, del fascinante entorno y del encuentro con antiguas culturas indígenas.

El Lago Titicaca se encuentra en el sudeste de Perú, junto a la frontera con Bolivia. El color del agua va del azul al índigo y el lago parece extenderse a lo lejos del altiplano. Todo el lago es una reserva protegida y alberga numerosas aves migratorias y acuáticas. La ciudad de Puno es un gran punto de partida desde el que explorar el Lago Titicaca. Alquile un barco para visitar las islas flotantes de los Uros o disfrute del colorido festival en las orillas del lago.

Buscando a los Incas en las montañas

Según los Incas, la creación empezó en el Lago Titicaca. Dice la leyenda que el Dios Viracocha emergió de las aguas y creó el sol, las estrellas y a los primeros monarcas incas. Visite las ruinas del templo alrededor del lago para aprender más sobre el patrimonio cultural de los Incas.

Hay múltiples ruinas en la zona que rodea el Lago Titicaca pero también en el propio lago, como la pequeña isla de Amantani. La isla alberga 6 poblados en los que los locales aún hablan en quechua, el idioma inca. Como no hay hoteles en la isla, los visitantes a menudo pasan la noche con las familias locales. Dos montes, el Pachamama (Madre Tierra) y el Pachatata (Padre Cosmos) le dan a esta isla su característica apariencia. La ruta a la cima lleva a los excursionistas a través de valles y terrazas antes de llegar a los majestuosos templos y otras ruinas antiguas. La visión panorámica del Lago Titicaca es espectacular.

Vista de las ruinas
Danza en Puno

Folklore en Puno

Quien visite Puno aprenderá enseguida que los residentes se enorgullecen del estatus de su ciudad como capital folclórica de Perú. Durante los múltiples festivales, las calles se llenan de gente animada bailando en grupo y vestida con colores vivos. Hay fiestas durante todo el año, aunque una de las más interesantes es la Fiesta de la Virgen de la Candelaria, una mezcla fascinante entre rituales indígenas y cristianos, que tiene lugar en febrero. Los bailarines con disfraces terroríficos le llevan ofrendas a la Madre Tierra y bailan la famosa “diablada” o danza del diablo.

Islas flotantes

Las islas de los Uros son visita obligatoria para quien vaya al Lago Titicaca. Las islas flotantes fueron construidas por los habitantes de los Uros, que construyeron enormes balsas con los juncos que crecen a orillas del lago. Las primeras islas se construyeron como refugio contra los avances Incas. Los Uros aún viven en estas islas construidas por el hombre. El Lago Titicaca cuenta con aproximadamente 40 islas y se anima a que los turistas aprendan más sobre el tradicional modo de vida de los Uros. Tenga mucho cuidado por dónde pisa en estas islas, en algunos lugares el subsuelo puede ser blando y frágil.

Las islas de los Uros, construcciones humanas

Créditos de fotos

  • Danza en Puno: istill, Shutterstock