KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El amor está en el aire en la N Seoul Tower

En el centro de las verdes colinas que rodean Seúl se erige el principal atractivo de la ciudad: la N Seoul Tower. Esta torre, de 237 metros de alto, ofrece vistas panorámicas de la metrópolis. Por la tarde, la N Seoul Tower se ilumina con diferentes colores: un punto de referencia icónico de la ciudad.

Cuando se comenzó a construir la N Seoul Tower en el año 1969, se concibió como torre de comunicaciones de las estaciones televisivas, pero en el año 1980 se abrió al público. Cada 10 minutos, puede subirse al funicular que le llevará a la parte superior. Además de la plataforma de observación, en la torre encontrará varios restaurantes, una cafetería, una tienda de souvenirs y un museo. Sin embargo, la mayoría de las personas visitan la torre por amor.

Candados del amor en la N Seoul Tower

El candado del amor

La N Seoul Tower se ha convertido en un santuario romántico para las parejas que desean declararse amor eterno. Como en el Pont de l'Archevêché de París, las puertas de la torre están llenas de candados de todos los colores y tamaños, firmados con los nombres de las parejas enamoradas. A diferencia de otras ciudades, Seúl anima a la gente a poner los candados: no hay nada más bonito que el amor. Con el paso de los años, la torre cuenta con miles de candados.

El fenómeno cultural de las parejas

En un país en el que el besarse en la calle está mal visto (las muestras de afecto no se deben realizar en público, sino en privado), los surcoreanos expresan su amor de una forma especial. Las parejas muestran su relación llevando la misma ropa. Puede que lleven los mismos zapatos, camisas, chaquetas o incluso la misma ropa interior. Este fenómeno cultural también es percibible en la N Seoul Tower. En los últimos años, la cultura de parejas se ha convertido en un gran mercado. Solo por curiosidad, busque en Internet las palabras “pareja moda Corea” y encontrará una gran selección de prendas combinables.

Culturas de parejas en Seúl
Los ositos enseñan cultura

Alta cocina y ositos de peluche

En todo caso, la N Seoul Tower merece la pena visitarla, tanto si es soltero como si tiene pareja. Además de las impactantes vistas de la ciudad, n.Grill, el restaurante de la torre, sirve una exquisita cena. El chef Duncan Robertson, que anteriormente había trabajado en los restaurantes con estrella Michelin Nobu y L’Atelier de Joël Robuchon, elabora los mejores platos de la gastronomía francesa. La N Seoul Tower también está dirigida para niños: la plataforma de observación alberga el Museo del Osito (the Teddy Bear Museum), en el que los ositos de peluche muestran la historia y cultura de Corea del Sur de una forma divertida y lúdica.

Créditos de fotos

  • Candados del amor en la N Seoul Tower: Tanjala Gica, Shutterstock
  • Culturas de parejas en Seúl: emshin, Flickr
  • Los ositos enseñan cultura: Rose Ferrer, Flickr