KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Los pasadizos secretos de Lyon

Patios encantadores con escaleras de caracol y antiguos pozos de agua… Aunque es complicado encontrarlos, los traboulés de Lyon le recompensarán todos sus esfuerzos con bellas sorpresas. Estos pasadizos ocultos le dirigen no solo al Vieux Lyon, la parte más antigua de la ciudad, sino también a La Croix-Rousse, un moderno barrio con pasado industrial.

La música se cuela por las ventanas abiertas, el aroma de la comida inunda el ambiente y el cartero hace la ronda diaria por los estrechos vestíbulos iluminados tenuemente. Muy poco monumentos serán tan animados como los traboulés del Vieux Lyon. Desde el Renacimiento, estos pasadizos ocultos unen dos calles, a través de edificios de casas y patios con galerías y escaleras de caracol de piedra de color dorado. En la década de los años 50, el histórico barrio apenas escapó de las demoliciones, pero actualmente se conservó como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Traboulés del pasado y del presente

Lyon tiene más de 200 de estos pasadizos, pero solamente el público puede acceder a 40. Debe saber dónde encontrarlos… las entradas pasan fácilmente desapercibidas, lo que potencia el aire misterioso que existe en torno a los traboulés. La bella arquitectura que se encuentra a lo largo del camino es muy inspiradora.

Mientras que los traboulés más famosos y antiguos están en el Vieux Lyon, también existen modernas versiones en La Croix-Rousse, situado en una colina del norte de Lyon. En esta zona, en el siglo XIX, los talleres de telas se establecieron y se construyeron viviendas para los trabajadores de la industria de la seda. Por esa razón se construyeron estos pasadizos, de origen más reciente que los clásicos traboulés al otro lado del Saona. La diferencia es claramente visible en el traboulé que llega a la Cour des Voraces, un patio que data del 1840 con una impresionante escalera. Este agradable lugar, con magníficas líneas geométricas, se usa a menudo como localización cinematográfica.

“Quienes saben dónde encontrar los traboulés, pueden atajar a través de todo el Vieux Lyon”

Pasadizos con diseño y moda

En los últimos años, La Croix-Rousse se ha convertido en una zona moderna, con lofts, galerías de arte y estudios de jóvenes diseñadores. Un ejemplo es el Passage Thiaffait, un traboulé industrial que actualmente alberga las tiendas de Village des Créateurs. Jóvenes diseñadores y diseñadores de moda tienen la oportunidad de mostrar su obra durante seis meses hasta que se establecen en la industria. Aquí encontrará una gran colección de prendas únicas, originales accesorios y objetos de diseño. Refleje esta imagen inspiradora con una comida en café Cousu ubicado en el agradable patio en este pasadizo.