KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Mercados de todas las formas y tamaños

Bangkok es un paraíso para los amantes de los mercados: podría pasarse días paseándose por los puestos, respirando las fragancias orientales y admirando la colorida mercancía. Si tanto pasear le da hambre, pare en uno de los muchos puestos de comida que venden fruta fresca, carne o pescado. Los mercados venden toda clase de cosas: decida con antelación qué mercados quiere visitar.

Algunos de los mercados de Bangkok están especializados en ciertos productos. Por ejemplo, las calles que rodean al Palacio de la orilla este del río Chao Praya, son el hogar de mercado de amuletos. Las alfombras que hay sobre el suelo están llenas de colgantes religiosos de madera, bronce o arcilla. Algunos de ellos incluso tienen pelo de célebres monjes o arena de santuarios. Los budistas creen que estos amuletos les protegerán de los accidentes de tráfico y del mal. La mayoría de taxistas llevan uno en el taxi.

En busca de gangas

Es normal dar por hecho que los mercados son más baratos que los grandes centros comerciales, pero, en Bangkok, esto no siempre es así. Algunos mercados, también los de Patpong, pueden ser bastante caros. Para encontrar auténticas gangas, lugareños y turistas se dirigen al mercado de fin de semana Chatuchak. Este enorme mercado, con más de 15.000 puestos, vende de todo bajo el sol: desde vestidos hasta conejos pasando por estilosos muebles hechos con madera reciclada. El mercado está abierto todos los días de 8.00 a 20.00 horas.

En Bangkok hay muchos más mercados grandes que garantizan un día de compras asequible. Saphan Lek, al oeste del barrio chino, es el paraíso de las compras para niños y hombres. Aquí, encontrará coches teledirigidos y software y DVD baratos. En la ciudad, también hay cientos de mercados más pequeños con diversos horarios de apertura. Los miércoles hay un mercado de estudiantes en Chulalongkorn Soi 42. A los lugareños les encanta el mercado Banglamphu, en Jakkapong Road, con ropa y calzado baratos.

Muebles en el mercado de fin de semana de Chatuchak

Auténtico mercado flotante

Los mercados flotantes también son muy interesantes. Los vendedores cargan su mercancía en pequeñas barcas y se disputan un sitio en la orilla para venderla. En el pasado, los mercados flotantes eran importantes en la vida cotidiana de los tailandeses. Con el tiempo, los canales de Bangkok se han sustituido por carreteras, pero, fuera de la capital los mercados flotantes siguen siendo importantes. El mercado Tha Kha está nada más salir de la ciudad y puede ser difícil de encontrar. Este tranquilo pero animado mercado no vende unos souvenires cualquiera y refleja fielmente cómo eran los mercados flotantes de Bangkok.

Mercados flotantes cerca de Bangkok

Créditos de fotos

  • Muebles en el mercado de fin de semana de Chatuchak: Mohd Azli Abdul Malek, Flickr
  • Mercados flotantes cerca de Bangkok: nimon, Shutterstock