KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

MuCEM: el museo más bello de Marsella

El prestigioso MuCEM es la joya de la corona de la Marsella cultural. El museo se centra en las civilizaciones mediterráneas y europeas desde la Antigüedad a nuestros días. Se encuentra en un edificio ultramoderno con una pasarela que lleva a un fuerte medieval. Su arquitectura única hace al museo único por dentro y por fuera.

El MuCEM, siglas de Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo, abrió sus puertas en junio de 2013, año en el que la ciudad fue nombrada capital europea de la cultura. El MuCEM se encuentra cerca del puerto histórico, en el centro de la ciudad. La entrada es gratuita y es muy popular entre los marselleses. Los jardines, cafeterías y restaurantes forman parte del complejo y son un estupendo lugar para pasar el rato. También hay un concurrido cine al aire libre.

Una caprichosa fachada

Un popurrí histórico

El museo se centra en los pueblos del Mar Mediterráneo y en sus incontables historias, de Estambul a Gibraltar; desde la Piedra Rosetta hasta la mafia de Palermo. No sólo podrá aprender sobre la colonización de Argelia sino también sobre, por ejemplo, la cultura playera de la Ribera francesa. Rudy Ricciotti, el arquitecto argelino-francés que diseñó el museo, es en sí el producto de distintas culturas del Mediterráneo. Puede verse claramente: la ambición artística es inequívocamente francesa, las formas, como las de la fachada, le dan al edificio un toque norteafricano. El MuCEM cambia de color según el tiempo que haga y la hora que sea. Sobre todo, nos damos cuenta de ello en los días soleados, en los que podemos ver la maravillosa interrelación de luces y sombras en las caprichosas formas de la fachada.

Interrelación de luces y sombras

Bien comunicado con la ciudad

Uno de los elementos más atractivos del MuCEM es su estrecha pasarela. Bien por encima del agua, une el museo con el histórico Fuerte de San Juan como si de un trazo a lápiz se tratase, uniendo la sutil modernidad del museo con la belleza clásica del fuerte. En el fuerte, el visitante encontrará aún más salas de exposiciones y un segundo puente que une el complejo con el resto de la ciudad. Este paseo une la línea de costa con la zona más alta de la ciudad.

“La estrecha pasarela lleva al histórico Fuerte de San Juan como el trazo de un lápiz”

Créditos de fotos

  • Una caprichosa fachada: pcruciatti, Shutterstock
  • Interrelación de luces y sombras: Objet Bloguant Non Identifié, Flickr