KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Nyhavn: mucho más que Carlsberg

La historia de Nyhavn es casi tan colorida como los famosos gabletes que hay a lo largo del muelle. Barcos, marineros y mucho alcohol han marcado la historia de este puerto. Beber cerveza sigue siendo el pasatiempo preferido: cuando hace sol, parece que todo Copenhague sale a tomar un vaso de Carlsberg fría en el muelle. Pero Nyhavn es mucho más.

En muchas de las casas de Nyhavn antes vivieron artistas y escritores. Hans Christian Andersen habitó en tres viviendas a lo largo de su vida. Varios de sus famosos cuentos se han escrito aquí. Durante años, Andersen vivió en el número 20, donde escribió La princesa y el guisante. Después, se mudó al 67, y tras 20 años, al 18, donde vivió otros dos años.

Navegar a través de la colorida Nyhavn

Copenhague desde el agua

Los numerosos canales de Copenhague son perfectos para un paseo en barca. Decenas de barcas salen cada día desde el Nyhavn, paseando a sus pasajeros por los atractivos que hay frente a los canales, como la estatua de La Sirenita o la Ópera. Hay cruceros por los canales, paseos en los que puede subir y bajar de la barca a su antojo y cruceros de cena. Menos conocido y muy recomendable es el crucero del jazz. En esta barca hay una banda de jazz al completo y ofrece un paseo de hora y media por los lugares más destacados de la ciudad.

+ Leer más

Ver en el mapa

Nyhavn, Copenhague, Dinamarca

Happy Hour en el muelle

Puede ser difícil elegir entre el gran número de cafeterías del muelle. Uno de los bares más conocidos es el Nyhavn 17, un pub famoso desde el siglo XVIII. En aquella época, los marineros se reunían allí, donde bebían. Hoy, gente muy distinta se pasa por allí para disfrutar de un vaso de whisky y de varias cervezas. El acogedor interior del café está decorado con madera oscura, pero por fuera es aún más divertido: en días de sol, ponen una terraza en el muelle: un fantástico lugar para ver las barcas ir y venir.

De los 60 a los 80, el bar Hong Kong era donde los marineros acudían para desahogarse hasta por la mañana temprano. Hoy en día, el club sigue siendo muy popular y está abierto cuando todos los demás bares han cerrado. Los camareros sirven cerveza los 7 días de la semana, las 24 horas del día. Este es el sitio para salir de juerga por la noche después de una fiesta, o para tomarse un café por la mañana temprano.

Bar Nyhavn 17

El monumento Mindeankeret

Al final del Nyhavn se encuentra el Mindeankeret, una gran ancla monumental en memoria de los marineros y oficiales daneses fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial. Más de 1700 hombres nunca volvieron. En un primer momento, el monumento estaba formado por una cruz de madera. En 1951, fue sustituido por el ancla de la fragata Funen, que estuvo en la base naval de Holmen durante el conflicto. El 5 de mayo de cada año, día de la liberación danesa en 1945, se celebra una ceremonia oficial para conmemorar a los fallecidos.

+ Leer más

The memorial anchor

Ver en el mapa

Nyhavn 7, Copenhague, Dinamarca