KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Las mil y una noches en Abu Dabi

El mármol blanco de la mezquita Sheikh Zayed, en las afueras de Abu Dabi, resplandece bajo el sol. Decorada con motivos florales, gemas y hojas doradas, se trata de una de las atracciones más bellas del país. Por la noche, la mezquita se adorna con una romántica iluminación y parece sacada del libro de Las mil y una noches.

Finalizada en 2007, la mezquita Sheikh Zayed fue encargada por el jeque Zayid bin Sultan al Nuhayyan, el fundador y primer presidente de los Emiratos Árabes Unidos. Está enterrado en el mausoleo adyacente. La mezquita está abierta a todo el mundo: el jeque también deseaba ofrecer a los no musulmanes un lugar que proporcionase una agradable introducción al islam. Dentro, los visitantes tienen que llevar manga larga y pantalón largo, y las mujeres deben cubrirse la cabeza con un pañuelo (se dan a la entrada). Las salas, con sus increíbles cúpulas y pilares, son un auténtico espectáculo visual. Hasta los aseos están preciosamente decorados.

Una construcción que bate récords

Todo en Abu Dabi es mejor y más grande, así que no debería sorprendernos que la construcción de su mezquita de 117 metros de altura haya batido varios récords mundiales. Allí podrá admirar la lámpara de araña más grande del mundo, adornada con cobre, oro y millones de cristales de Swarovski. O pasear por la alfombra más grande jamás fabricada; las piezas se expidieron en secciones separadas. Solo es posible ver las líneas más finas de esta impresionante alfombra verde con estampado floral si se la mira con mucha atención. El estampado floral no solo adorna la alfombra, sino todo el edificio. Todas las paredes y suelos están decorados con mosaicos de preciosas formas. Cada azulejo ha sido cortado y colocado a mano, alternando con gemas relucientes. Una imponente escultura que deja a los visitantes sin habla.

Los récords mundiales de la mezquita Sheikh Zayed
Preciosa iluminación por la noche
Un lugar que acoge todas las creencias

La construcción de una obra maestra

La solidaridad siempre fue un tema importante durante la construcción de la mezquita. Fue diseñada como un lugar donde todo el mundo se sintiese bienvenido, independientemente de su fe o procedencia. Por eso, la arquitectura presenta influencias moriscas, árabes y mongolas, y la alfombra de fama mundial fue diseñada por un artista iraní. Las lámparas de araña son alemanas. La construcción de la mezquita costó más de 420 millones de euros. Incluso se ha elevado la ubicación donde está situada la mezquita, para que sea posible ver las radiantes cúpulas blancas desde la distancia.